Comentario: Seguramente para usted esto puede sonar paranoico, pero permítanos por lo menos dudar sobre el carácter accidental de este "desafortunado" evento. EE.UU. creó el Estado Islámico (y otros tantos "grupos terroristas") para usarlos como fuerza de choque y luego como chivo expiatorio para su intervención en donde sea que desean posar sus garras. Quien sabe, quizá en las circunstancias en las que ocurrieron estos hechos el Estado Islámico se encontraba en apuros y su "dios creador" llegó al rescate pues necesita aún de su existencia para seguir adelante con su agenda.


La Fuerza Aérea iraquí ha lanzado por error alimentos, agua y municiones a los miembros del Estado Islámico. Dichos suministros estaban destinados para los soldados del Ejército que combaten en el territorio controlado por los yihadistas.
Imagen
© Danziger
No es la primera vez que EE.UU. a través de algún testaferro abastece a quienes proclama combatir...
Según reporta la cadena NBC News, se supone que los pilotos iraquíes llevaban a cabo una misión de suministro de alimentos sobre la aldea de Al-Sijar, en la provincia de Anbar, en el oeste de Irak con el fin de apoyar a los militares de las Fuerzas Armadas que durante una semana estaban luchando contra los yihadistas en esta zona y se habían quedado desabastecidos.

"Esos soldados estaban en necesidad mortal de estos suministros, pero debido a los planes equivocados de los comandantes del Ejército iraquí y la falta de experiencia de los pilotos, de una manera u otra ayudaron a los combatientes del Estado Islámico a matar a nuestros soldados", comentó Al-Hakim Zamili, legislador del Parlamento iraquí y miembro del Comité de Defensa.

Un general de brigada en el Ministerio de Defensa de Irak, que pidió permanecer en el anonimato, por su parte, confirmó a la cadena NBC que el incidente había ocurrido el 19 de septiembre, argumentando que los pilotos eran jóvenes e inexpertos.

Actualmente las Fuerzas de Seguridad del país están llevando a cabo una investigación para determinar la causa exacta que hizo a los pilotos lanzar los suministros a los militantes yihadistas.