Los recientes ataques terroristas en París pueden ser el presagio de una ola de terror en Europa, informó el diario alemán 'Bild', citando a la inteligencia estadounidense.

Charlie Hebdo
© AFP Photo / Thomas Samson
Servicios de rescate y bomberos se reúnen en el sitio del tiroteo en la mañana del 8 de enero, en Montrogue, al sur de París.
Poco después de los atentados de París, la NSA interceptó conversaciones entre representantes de los grupos radicales que indican que "una serie de ataques en otras capitales europeas" está por venir.

El periódico añade que "investigadores estadounidenses tienen evidencias preliminares de que los hermanos Kouachi tenían contactos en los Países Bajos". Aunque se desconocen planes concretos, en las comunicaciones interceptadas también se menciona Roma.

Las agencias de inteligencia occidentales están preocupadas, ya que los atacantes de París realmente podrían ser parte de una red terrorista.

El general estadounidense Michael Flynn, exdirector de la Agencia de Inteligencia de Defensa de EE.UU., dijo al 'Bild' que "estos ataques no deben sorprendernos" y que próximamente "veremos más".

Anteriormente, Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA), comúnmente conocida como 'Al Qaeda en Yemen', amenazó con nuevos ataques terroristas en Francia después del atentado contra la sede del semanario 'Charlie Hebdo' en París que dejó 12 muertos.