Imagen

Boris Nemtsov entrando a la embajada de EE. UU. en 2012
Boris Nemtsov recibió un disparo en la espalda anoche mientras caminaba con su novia ucraniana cerca del Kremlin en Moscú.

Nemtsov se postuló sin éxito para un cargo en 1989, antes de ser elegido para el parlamento de Rusia en 1990. Como ministro para la reforma económica bajo Yeltsin, no pudo llevar a cabo la reforma económica en medio de la crisis económica de agosto de 1998 y esto le costó su trabajo.

En 1999 fundó la Unión de Fuerzas de Derecha (SPS), junto con los liberales Anatoly Chubais y Yegor Gaidar. La SPS fue patrocinada directamente por el Gobierno de Estados Unidos (a través de la USAID) en 2002, tras lo cual se volvió abiertamente crítica con el nuevo Presidente de Rusia, Putin (¡sorpresa!).

Este hecho por sí solo establece a Nemtsov y la SPS como agentes de los esfuerzos de Occidente para desestabilizar a Rusia y, por tanto, no es representativo de cualquier parte importante de la población rusa. De hecho, en las elecciones de 2003, la SPS no logró llegar hasta el umbral del 5% necesario para entrar en el Parlamento.

Al darse cuenta de que la política real no era para él, Nemtsov decidió probar suerte en la legalización bancaria del blanqueo de dinero, uniéndose al Banco Neftyanoi que, con Nemtsov como director, fue investigado y cerrado en 2005 por lavado de dinero y fraude.

En 2004, se unió al gobierno de Ucrania del Señor -Revolución Naranja apoyada por Estados Unidos- Victor Yushenko, como un "asesor económico '. Fue expulsado de este trabajo en 2006, debido a las quejas de los miembros del gabinete de que él estaba criticando sus decisiones.

Como maniático por excelencia y habiendo sido campeón de ajedrez de Gary Kasparov en los 80, Nemtsov formó el movimiento político de oposición Solidarnost (Solidaridad) en diciembre de 2008. Solidarnost intenta unir a los disparatados y, francamente, patéticos grupos de oposición en Rusia. Si no fuera por el financiamiento del Gobierno de Estados Unidos a Solidarnost, esta vez a través de la NED, etc. (la USAID fue finalmente expulsada de Rusia en 2012), sería poco probable que todavía estuviera operando.

Nemtsov se convirtió en un rostro prominente de la "oposición" a partir de 2011 hasta principios de 2012, cuando él y sus amigos de la 'sociedad incivil' asistieron a una reunión súper secreta en la embajada de Estados Unidos en Moscú poco después de que Michael McFaul hubiese sido nombrado embajador de Estados Unidos. Por desgracia para los 'opositores' antiguos, varios equipos de televisión estaban esperándoles y les hicieron la pregunta obvia: "¿Por qué están visitando al nuevo embajador de Estados Unidos?" No hubo respuesta de Nemtsov o los demás cuando entraron, pero después de una o dos horas con el embajador, parecían haber desarrollado algunas habilidades hardcore de activistas sociales y aparecieron con teléfonos con cámara en ristre y una línea del partido que cantar a los periodistas. Usted puede ver sus travesuras en este vídeo.

Imagen

El revolucionario John McCain con Nemtsov y otro títere del imperio.
Por supuesto, la respuesta a la pregunta de lo que estaban haciendo con el buen embajador era una obviedad. El embajador McFaul es miembro de la junta directiva de Freedom House y de la Fundación Nacional para la Democracia y, por lo tanto, es un "toque fácil" para unos pocos millones de dólares en bonos para la "promoción de la democracia '.

En 2011, el gobierno real de los Estados Unidos, la Brookings Institution, publicó un informe en el que pidió al Senado de Estados Unidos que confirmara a McFaul como embajador, y exaltó los méritos de McFaul en la "promoción de la democracia" (es decir, conspirar golpes de Estado) y reunirse con los representantes de la "sociedad civil" en Rusia (es decir, pagar a los golpistas). El informe de Brookings, "Dar al siguiente embajador ruso una herramienta de gran alcance para proteger los derechos humanos" también ordenó al Gobierno de Estados Unidos a equipar a McFaul con un proyecto de ley para "sancionar a funcionarios rusos acusados de abusos contra los derechos humanos." Al igual que con la mayoría de las rabiosas diatribas antirrusas redactadas en discursos liberales inductores al vómito, el informe de Brookings fue escrito por el archineoconservador Robert Kagan, quien está casado con la reina de las galletitas de la libertad del Euromaidán, Victoria "al car*** con la UE" Nuland del Departamento de Estado de EE. UU.

Desde el año 2011, el señor Nemtsov fue un Don Nadie, políticamente hablando, e incluso la BBC dijo que había "caído fuera del centro de atención en los últimos años" y "ya no era considerado parte de la política dominante en Rusia". Sin embargo, eso no impidió que los medios occidentales hablaran de Nemtsov como un "prominente político de la oposición" cuya muerte ha "provocado una efusión de simpatía y enojo en todo el mundo." ¿En serio?

Los políticos occidentales con un odio irracional a Rusia (es decir, todos ellos) también aprovecharon la oportunidad para "condenar" el asesinato y, al mismo tiempo, usarlo para difamar al Gobierno ruso. David Cameron, por ejemplo, declaró que "la vida [de Nemtsov] estaba dedicada a hablar incansablemente por el pueblo ruso, para exigir su derecho a la democracia y la libertad bajo el orden de la ley, y para terminar con la corrupción". Se consigue ver la insinuación no muy sutil, por supuesto.

Obama (y otros), odiosamente, exigieron que el Gobierno de Rusia llevara a cabo una "investigación rápida, imparcial y transparente", con el mensaje implícito de "sabemos que lo hizo Putin, y se lo estamos advirtiendo, ¡mejor que lo admitan esta vez!" Apenas 24 horas han pasado desde el tiroteo y la prensa británica ya está informando que el Kremlin está siendo "acusado de encubrimiento".

Por supuesto, la idea de que Putin, con un índice de aprobación del 85%, haya creído necesario asesinar públicamente a un nulo expolítico que no pudo reunir ni el 5% de los votos, nada más y nada menos que a las puertas del Kremlin, y un día antes de una manifestación de la oposición en la que estaba programada que participara el fallecido, es completamente ridícula.

El punto es que, al matar a Nemtsov de esta manera, la reacción de los gobiernos occidentales y sus medios de comunicación siempre va a ser que el propio Putin apretó el gatillo y subió una selfie del evento a Facebook. Ergo, si, como las filas de periodistas amarillistas occidentales afirman, Putin es responsable ... ¿¿¡dónde está el maldito selfie!?? ¿Tal vez la títere del Departamento de Estado de EE. UU., Jen Psaki, lo tiene en su página de Facebook?

Bueno, ya sabes lo que vendrá después. ¿Aún necesito decirlo? ¿"Cui bono"?
¡Putin es un matón! ¡Putin mató a Litvinenko! ¡Putin derribó el MH17! ¡Putin anexó a Crimea! ¡Putin invadió Ucrania!
[Bostezo]

Sin embargo, un último consejo para los otros "líderes" de la oposición en Rusia, los cabeza-de-ajedrez Kasparov y Alexei Navalny en particular: Rusia es, evidentemente, un lugar peligroso para los "activistas" de la oposición. Para garantizar su seguridad, por favor, consideren preguntarse a sí mismos las siguientes cuestiones:
  • ¿Cuánto dinero he tomado del Gobierno de Estados Unidos para preparar el terreno para un golpe de Estado en Moscú?
  • ¿Cuánto dinero ha gastado el Gobierno de Estados Unidos en mi promoción como un "prominente líder de la oposición" en Rusia?
  • ¿La embajada de Estados Unidos sabe donde vivo y hace un seguimiento regular de mis movimientos?
  • ¿Mi utilidad para el Gobierno de Estados Unidos como 'activista anti-Putin' con vida supera mi utilidad para el Gobierno de Estados Unidos como activista anti-Putin muerto (asesinado)?