Empecemos por darle al lector un poco de contexto. Mauricio Macri es hoy por hoy el candidato opositor al actual gobierno argentino con mayor intención de voto de cara a las próximas elecciones presidenciales. Él es un empresario sumamente acaudalado cuya afinidad ideológica se encuentra fuertemente desplazada a la derecha y representa al estandarte neo-liberal dentro de la política argentina.
Imagen
© Internet
Mauricio Macri, candidato a presidente por el PRO
Aunque su figura fue sumamente impopular durante los años 90, logró elevar la simpatía del público desempeñándose como presidente del club de fútbol Boca Juniors, el más popular del país. Más tarde, materializando sus intenciones de larga data, fundó el PRO (partido político de corte claramente neo-liberal) y accedió a la jefatura de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (un puesto de similares características al del alcalde en otros países). Su mandato estuvo marcado por escándalos de espionaje y acusaciones de corrupción favoreciendo a grupos empresarios vinculados a él mismo o amigos cercanos.

En la actualidad muchos de sus simpatizantes pertenecen a la mitad superior de la clase media argentina que se ha considerado perjudicada por las políticas distributivas practicadas por el actual gobierno. También debe el aumento de su popularidad a la fuerte campaña opositora llevada a cabo durante años por el multimedios Clarín. Varios de sus seguidores son incautos ciudadanos que han "comprado" la tonta idea de que un empresario exitoso será un gran presidente, como si manejar el destino de millones de personas fuera lo mismo que aumentar la rentabilidad de una empresa.

Jaime Durán Barba es un consultor de imagen y asesor político ecuatoriano que trabaja para Mauricio Macri desde el año 2005, y su consultora ha sido vinculada en reiteradas ocasiones a campañas sucias. Este es el hombre que está hoy detrás de quien puede eventualmente convertirse en presidente de los argentinos. Preste atención a sus palabras...

Durante una entrevista con la revista Noticias:
Noticias: Hace un mes y medio, en una entrevista televisiva con Jorge Rial, la Presidenta rescató la sinceridad de Mauricio Macri.

Durán Barba: El principal problema que puede tener Macri es ese, el sincericidio. Él siempre dice lo que piensa.

Noticias: ¿Y eso le puede jugar en contra a Macri?

Duran Barba: Claro, a veces, quienes lo rodeamos, le decimos "oye, de esto no conviene hablar mucho", pero él es así. Y eso tiene costos en el corto plazo, porque a veces la gente toma a mal lo que se dice.
A continuación Durán Barba demostrará padecer el mismo "defecto" que él mismo le atribuye al jefe de Gobierno porteño: decir lo que piensa sin medir los costos. En medio del análisis del nuevo mapa electoral, el consultor se embarca en una insólita y encendida defensa de la figura de Adolf Hitler, el dictador más cruel de la historia contemporánea, autor del Holocausto.
Durán Barba: Los líderes son seres humanos. Hay un retroceso en unos pocos países que pretenden tener dioses, y la cosa sale bastante ridícula. Por ejemplo, Chávez. Es un retroceso a la época en que los presidentes eran dioses, y resulta muy incómodo un presidente así.

Noticias:
Pero Chávez tuvo un nivel de aprobación altísimo.

Durán Barba: Sí, como Hitler. Tuvo un enorme nivel de aprobación y no significa que fue un gran gobierno. Hitler tuvo una aprobación mayor que la de Chávez, 90 por ciento.

Imagen
© Internet
Preocupantes simpatías las de Durán Barba
Noticias: No son comparables.

Durán Barba: ¡No! ¡Hitler era un tipo espectacular! ¡Era muy importante en el mundo!

Noticias: ¡Pero mató a seis millones de judíos!

Durán Barba: Y este (por Chávez) expulsó a la mitad de los judíos de Venezuela. ¡Ojo, ojo!

Noticias: Pero no son comparables...

Durán Barba:
No, incomparables totalmente. Nadie es comparable con nadie, pero...

Noticias: No, pero más allá de que le guste o no Chávez, no puede compararlo con Hitler.

Durán Barba:
En algunas cosas sí todos son comparables, en otras no.

Noticias: Está bien, ambos se sometieron a elecciones con amplio nivel de apoyo, pero uno fue el autor del Holocausto...

Durán Barba: Bueno, poné a Stalin. Tenía una popularidad brutal Stalin. Es mentira que era un dictador rodeado, mentira total. Era totalmente popular. A Stalin lo adoraban. [...] Era un tipo muy fino. ¿Tú sabes que la primera dedicación de Stalin era la poesía? En su biblioteca, la mayor parte de los libros son poesía. Y él escribía poesía, era un tipo de una finura impresionante. Y muy popular.
Las opiniones de diversas figuras políticas y actores sociales no se hicieron esperar:

Jorge Knovlobits, secretario de la DAIA (Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas):
Es un imbécil, un ignorante.[...] Hitler es una inmundicia de la que no hay nada por defender. Hitler es el ídolo de Duran Barba y Cacciatore, el de Macri. Así que evidentemente hay una línea que une el autoritarismo y la ideología del jefe de campaña y del jefe de Gobierno.
Gabriela Cerruti, legisladora de Nuevo Encuentro:
Lo que dijo Duran Barba es ofensivo a una visión humanista del mundo. Nos queda claro que podría haber sido consultor del propio Hitler, en caso de haber tenido la oportunidad. Sobre Chávez puede haber muchas opiniones, pero defender a Hitler como líder político de la historia es poco frecuente. Lo que sorprende es que Macri ni se inmute.
Juan Cabandié, legislador del Frente para la Victoria:
Es repudiable esta declaración de Duran Barba. No se puede comparar un genocidio con las diferencias políticas que puede tener Duran Barba con Chávez.
Claudia Neira
Es una barbaridad que el jefe de Gobierno tenga a un comunicador que se ocupa de reivindicar a Hitler. Macri retoma un discurso de mano dura. No es casual que Duran Barba intente implantar este discurso reivindicatorio de Hitler.
Rafael Gentili, Izquierda Democrática:
Se trata de una comparación totalmente desafortunada que muestra que el antichavismo puede llevar a cometer gruesos errores de apreciación. No se puede comparar un tipo que hizo un genocidio con alguien que gobernó un país con una clara inclinación a favor de los pobres. Dan ganas de ir a abrazarlo a Chávez.
Alejandro Bodart, legislador del MST:
Es un cachetazo brutal a las víctimas del nazismo y del stalinismo. Elogiar a Hitler y a Stalin es una barbaridad. Hace rato que no escuchamos reivindicar a un genocida. El tema es que lo dice el principal asesor de Macri, es el hombre que le arma los discursos. Si él opina eso, ¿qué opinará Macri?
Como usted podrá imaginar no hay mucho que yo pueda agregar desde aquí. La violencia implícita de las declaraciones de este hombre es alarmante. La simpatía por psicópatas que dejaron una huella muy profunda de dolor y miseria en nuestra historia es cuando menos para recibir la absoluta e inmediata repulsa social y la condena al ostracismo para evitar que sujetos como estos sigan causando daño.

Pero no menos importante es la absurda y ridícula comparación de Hugo Chávez con Hitler. ¿Qué idiota demente puede hacer semejante paralelismo? Claramente esta grotesca imitación de ser humado llamada Durán Barba es un opositor a cualquier intento de gobierno popular, a cualquier líder que tenga en su más íntimo interés favorecer a las masas y darle una merecida dignidad. Como tal se lanza a marcar semejanzas inexistentes entre monstruos inhumanos y un hombre que, aunque puede haber cometido errores, por sobre todas las cosas trabajó con decencia para elevar la condición de las masas marginadas durante décadas en su país.
Imagen
© Revista Noticias
¿El futuro presidente de los argentinos?


¿Qué más puedo agregar?...


Si usted es argentino ¡PRESTE ATENCIÓN!... piense seriamente a quién le dará su voto en las próximas elecciones. No olvide el viejo dicho: "dime con quién andas y te diré quién eres". En este caso es 100% aplicable. El hecho de que Mauricio Macri haya contratado y mantenido durante 10 años la asesoría de esta bestia habla bien claro de qué clase de sujeto es.

Si usted es latinoamericano lo más que puedo decirle es ¡PREOCÚPESE!, porque si por esas retorcidas jugadas del destino Mauricio Macri llega a ser el nuevo presidente argentino, Latinoamérica lo va a sentir. Años trazados por el actual gobierno en integración latinoamericana e independencia de EE.UU. y sus socios occidentales se irán rápidamente por el drenaje...

Si usted es un ciudadano del mundo, ¡INDÍGNESE!. Cosas como estas tienen que enojarlo. Uno debe sentir hasta sus huesos la bronca de que sujetos de esta calaña directa o indirectamente decidan el destino de millones de seres humanos...