Imagen

Prensa amarillista británica dos días después del derribo del MH17. Note la yuxtaposición 'coincidental' de una imagen del bebé real.
Hace un año de este día, sobre el este de Ucrania, alguien deliberadamente derribó el vuelo malasio MH17 matando a todos los 298 pasajeros y tripulantes, la mayoría de ellos ciudadanos holandeses.

Inmediatamente después del evento, y realmente "inmediatamente", los medios de comunicación occidentales y la élite política occidental para la cual trabajan, culparon a los "rebeldes prorrusos", a Rusia, e incluso al mismo Vladimir Putin, de derribar el avión con un misil Buk M1. Ninguna evidencia fue presentada para respaldar la denuncia.

Desde entonces, el linchamiento por parte de los medios ha continuado, aunque todavía sin una pizca de evidencia de que "Rusia lo hizo". Cuando llegaba el primer aniversario, la CNN publicó un nuevo informe "irrefutable" citando a "funcionarios estadounidenses" anónimos que dijeron que habían visto un borrador del informe final oficial de los investigadores holandeses esperado en octubre de este año. El proyecto aparentemente revela nueva evidencia impactante en la forma de la declaración: "Rusia lo hizo". ¡Golazo por toda la escuadra!

Como parte de la campaña "Rusia lo hizo" de los medios de comunicación, News Corp Australia aparentemente adquirió un vídeo tomado por los rebeldes del este de Ucrania inmediatamente después de que el avión se estrellara contra el suelo. El vídeo muestra a rebeldes pasando a través de las maletas de los pasajeros en un esfuerzo por determinar la identidad de los mismos y del avión. Esta acción es la más apropiada, especialmente en una zona de guerra. Otros extractos del vídeo que muestran a los rebeldes hablando resultan muy reveladores:
En el fondo: Este es otro avión, creo. Es el caza.

Comandante: Sí, es el Sukhoi. [...] Dicen que el Sukhoi (caza) derribó el avión civil y los nuestros derribaron al caza. [...] Ellos vieron un piloto arrastrándose en Rassipnaya. Un piloto fue visto arrastrándose.

En el fondo: No son de Rusia. [Nota: esto sugiere que los rebeldes, a sabiendas de que el avión fue derribado por un avión ucraniano SU-25, esperaban que fuera un avión de pasajeros ruso]

Comandante: Muéstrame la foto.

En el fondo: ... Muhamed Jatri ...

Comandante: El otro avión que cayó al suelo, están detrás de ellos, de los pilotos.

En el fondo: ¿el segundo?

Comandante: Sí, hay 2 aviones derribados. Necesitamos el segundo.

En el fondo: ¿El segundo es civil también?

En el fondo: El avión caza derribó a éste, y nuestra gente derribó al caza.

En el fondo: Decidieron hacerlo de esta manera, para que parezca que nosotros hemos derribado el avión.

(Suena un teléfono)

Sí, Kalyian. Te entendí, pero ya estamos en el lugar del accidente. Un avión de pasajeros fue derribado. Ellos derribaron el avión de pasajeros y nosotros derribamos al caza.

Comandante: El otro equipo está trabajando allí, ya se están haciendo cargo.

Muchachos, ¿dónde queda el pueblo 49 (Grabovo)?

En el fondo: No somos de por aquí, no sabemos. Allí, pregúntales a ellos. ¿Quién vive aquí? ¿Cuarenta y nueve? Al otro lado del campo.

Comandante: Los paracaidistas están ahí.

En el fondo: Pero hay dos aviones, según entiendo.

En el fondo: ¿Y qué es el otro? ¿Un Sukhoi?

Comandante: Un Sukhoi. El Sukhoi hizo derribó al avión y nosotros derribamos al Sukhoi"
Pero al escucharlo de news.com.au, el vídeo es "repugnante". En sus mentes, demuestra de manera irrefutable "el momento en que los rebeldes apoyados por Rusia se dieron cuenta de su error trascendental después de derribar el vuelo MH17", mostrando rebeldes "hurgando" entre los escombros, haciendo "más difícil que Rusia niegue que el avión fue derribado por rebeldes antigubernamentales y que fue baleado por un misil de tierra al aire". ¿Qué te parece esto como ejemplo de adaptación forzada de la evidencia para apoyar tu conclusión preconcebida?

La evidencia real

Cuatro días después del estallido del MH17, el ejército ruso publicó datos de radar que mostraban un avión Su-25 acercándose al avión condenado. El Ministerio de Defensa ruso declaró también que un satélite estadounidense sobrevolaba la zona en el momento, y exhortó al gobierno de Estados Unidos a publicar los datos (extraño comportamiento de la parte culpable). El gobierno de EE.UU. nunca lo ha hecho.

Imagen

La estela de un misil BUK
La afirmación de que un misil Buk M1 de los rebeldes disparado desde el suelo destruyó el MH17 es improbable por varias razones. No hay evidencia de que los rebeldes tenían semejante lanzador en la zona. Los testigos presenciales del accidente, incluyendo los que lo vieron caer del cielo, no relataron un rastro de misil (el rastro del lanzamiento de un Buk M1 es visible durante varios minutos). Si se hubiera utilizado un misil Buk, su lanzamiento y el vuelo habrían sido captados por el ATC (Servicio de control aéreo, por sus siglas en inglés) Rostov-on-Don. Sin embargo, el ATC Rostov no detectó tal lanzamiento. Los mismos testigos que no vieron ninguna estela de Buk, sin embargo, informaron oír el zumbido de un avión de combate. Algunos incluso vieron los propios aviones de combate.

Imagen

Gráfico del reporte de los expertos de aviación rusos sobre el MH17
Los expertos en seguridad de la aviación rusa han elaborado un informe, utilizando un análisis claro y creíble, que concluye que el tamaño de los fragmentos (elementos del ataque) que perforaron el área de la cabina del MH17 pesaban 3 gramos cada uno. Una ojiva de Buk M1 dispersa fragmentos que pesan al menos 8 gramos. El informe tentativamente concluyó que un misil aire-aire "Python" de fabricación israelí encaja mejor en el perfil de daños. Un Su-25KM "Scorpion" con sistemas mejorados israelí de Elbit y Elgad es la única versión del Su-25 capaz de llevar tal arma.

Imagen

La cabina de un Su-25 (izquierda) y la del actualizado Su-25KM israelí (derecha)
Los gobiernos de Estados Unidos y de la UE utilizaron la afirmación histérica de que Rusia era el culpable de la catástrofe de MH17 para imponer sanciones contra Rusia el año pasado. Una vez que se logró ese objetivo, EE.UU. dejó el caso MH17 en gran medida. En enero de este año, fue el gobierno de Rusia el que tuvo que insistir en que se publicaran los resultados preliminares de la investigación, de la cual bloquearon a los investigadores rusos. El Comité de Investigación de Rusia también ha dado a conocer el nombre, la fotografía y el pasaporte de Evgeny Agapov, un mecánico de armamentos de aviación de la Fuerza Aérea de Ucrania. Agapov declaró que el 17 de julio de 2014, un avión Sukhoi SU-25 ucraniano pilotado por el capitán Voloshin "partió para una tarea militar" y regresó sin municiones. Agapov insinuó que faltaba un misil de aire a aire y afirmó que escuchó a Voloshin diciendo a sus colegas que algún avión estaba "en el lugar equivocado en el momento equivocado". Esta evidencia se apoya en el testimonio de estos pobladores locales que vieron dos aviones y oyeron una "fuerte explosión" antes de que el avión cayera del cielo.

¿Por qué es que los investigadores holandeses, o el gobierno de Estados Unidos, no están interesados en entrevistar a Agapov o a los testigos?

En marzo de este año, el diseñador de aviones ruso, nacido en Kiev, Vladimir Babak, dijo a los medios alemanes que el avión Su-25 con misiles de aire a aire sólo habría dañado al Boeing y sin destruirlo, cuando aún estaba en el aire. Esto posiblemente es cierto, por lo que es posible que una bomba también haya sido puesta en el avión en el aeropuerto de Schipol antes de la salida. Esta idea está respaldada por el hecho de que grandes partes del fuselaje fueron encontradas separadas por muchas millas.

Entonces, ¿qué le pasó al MH17? La cabina fue claramente el blanco de un misil con el fin de "incapacitar" a los pilotos. Inmediatamente después, una bomba explotó en el fuselaje haciendo que el avión se despedazara en medio del aire. ¿Quién lo hizo?

Una semana después de la masacre de los pasajeros del MH17, el jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Martin Dempsey, dijo que el mando militar de Estados Unidos había estado "mirando en nuestros propios modelos de preparación para ver las cosas que no hemos tenido que mirar durante 20 años", es decir, que estaban desempolvando su libro de jugadas de la "Guerra Fría". ¿Qué tipo de cosas aprontó el ejército de Estados Unidos durante la "Guerra Fría"?

Durante la década de 1960, el Departamento de Defensa y el Estado Mayor Conjunto presentó una serie de propuestas que exigían a la Agencia Central de Inteligencia, u otros agentes, a hacer parecer que Cuba había atacado a un miembro de la Organización de los Estados Americanos (OEA) de manera que los Estados Unidos pudieran tomar represalias. Una sugerencia fue que "se podría orquestar un ataque 'cubano' artificial a un miembro de la OEA, y se podría instar al Estado atacado a tomar medidas de autodefensa y solicitar asistencia a los EE.UU. y la OEA."

Los documentos indican que:
... El uso de aviones tipo MIG por pilotos estadounidenses podría proporcionar provocación adicional. El acoso aéreo civil, los ataques contra barcos en la superficie y la destrucción de los aviones de militares teledirigidos de Estados Unidos por aviones tipo MIG serían útiles como acciones complementarias. Se podrían producir copias razonables del MIG con recursos de Estados Unidos en unos tres meses.
Y:
Es posible crear un incidente que demuestre de manera convincente que un avión cubano ha atacado y derribado a un avión civil alquilado en ruta desde los Estados Unidos. El destino sería elegido únicamente para hacer que el avión vuele a través de Cuba. Los pasajeros podrían ser un grupo de estudiantes universitarios yendo de vacaciones.
Así que la idea de que el gobierno de Estados Unidos (o alguna de sus partes) fuera capaz de escenificar una provocación bien planificada, e igualmente bien encubierta, como parte de una guerra de información contra un enemigo, no debería sorprender a nadie.

Dicen que nunca se debe dejar que los hechos se interpongan en el camino de un buen cuento, y en lo que se refiere a los gobiernos occidentales y los medios de comunicación, los hechos no son relevantes para la pregunta de qué pasó con el MH17. Como siempre, las insinuaciones, los titulares histéricos y las calumnias rotundas son suficientes para informar a las poblaciones occidentales de la realidad y lo que sus "líderes" quieren que crean.

En este caso, lo que los europeos y los estadounidenses están destinados a creer es que Rusia es la nueva Alemania nazi y está planeando tomar el control de la mayor parte del mundo agresivamente, si es que se las arreglan para hacerlo, comenzando con la UE. ¿Por qué? Porque de esa manera los políticos de Estados Unidos, y en particular de la UE, obtienen el apoyo público a las sanciones y la retórica antirrusa, que sirve para contener a Rusia económica y políticamente y evitar que asuma su legítimo lugar como una gran potencia mundial y, sin duda, la fuerza dominante en Eurasia.

Naturalmente, EE.UU. es el que más tiene que perder ante el resurgimiento de Rusia y, si matar a 298 civiles en un avión de pasajeros es lo que se necesita para terminar el trabajo, entonces que así sea. Son solamente comedores inútiles de todos modos.