Una adolescente murió el domingo días después de que un extremista opuesto a las personas homosexuales la hiriera de gravedad días atrás cuando atacó con un puñal a quienes participaban en un desfile del orgullo gay en Jerusalén, informó un hospital.
israel asesina
© EFE
Los homenajes en las calles a la chica de 16 años asesinada.
Shira Banki, de 16 años, cedió a sus heridas y sus órganos serán donados, informó la portavoz del Centro Médico Hadassah, Hadar Elboim.

La menor figuraba entre las seis personas a las que hirió el jueves el judío ultraortodoxo Yishai Schlissel, quien había perpetrado un ataque similar contra una marcha del orgullo gay en 2005.


Comentario: ¿Y por qué no estaba bajo vigilancia si ya había cometido un ataque similar, si se conocía su nombre y acababa de salir de prisión? ¿Qué pena existe para gente como Yishai Schlissel? Al parecer, deja mucho que desear, y mientras tanto sigue asesinando a sangre fría.

Nótese que pocos medios está reportando este tipo de noticias, y que casi nunca oímos hablar de "terrorismo" en estos casos. Pero es lo que es, aunque el acto haya sido cometido por un judío.


Schlissel había despotricado contra el desfile después de su excarcelación tres semanas antes de que cometiera el ataque. En medio de la manifestación, empezó a acuchillar a los asistentes.


El desfile procedía de acuerdo a lo previsto con música, banderas Israelíes y participantes vestidos con el color arcoíris que avanzaban por el centro de Jerusalén cuando el agresor los agredió con un cuchillo largo hasta que lo detuvo la policía.

Jerusalén, famosa por su rica historia y tradición religiosa, es cada año escenario de un modesto desfile anual en contraste con la gran marcha que se efectúa en la ciudad cercana de Tel Aviv, que es liberal y atrajo este año a unas 100.000 personas.

El grueso de los habitantes de Jerusalén observa la religión judía, musulmana o cristiana, comunidades conservadoras cuya mayoría de miembros desaprueba la homosexualidad. Sin embargo,son raros los ataques violentos contra personas homosexuales.

Desfiles anteriores en la ciudad santa han sido blanco de rechazo y amenazas.