Imagen
© EFE
Surcoreanos protestan contra Corea del Norte con motivo de las minas localizadas en la zona desmilitarizada

Comentario: Mantenga en mente lo siguiente, uno, que la noticia viene del periódico español El Mundo, y dos, Corea del Sur hace tiempo que se vendió a los intereses occidentales. Así que pueden imaginar a qué Corea va a agasajar la autora de este artículo. Más información y enlaces al final del artículo.


Rumores, críticas, amenazas y juegos de guerra elevaron ayer la tensión en la militarizada frontera que separa a las dos Coreas, días después de que tres minas colocadas por soldados del Norte estallaran amputando a dos oficiales del Ejército surcoreano en territorio del sur.

La presidenta surcoreana, Park Geun-hye, reiteró que su país responderá "con severidad a las provocaciones norcoreanas", aunque "al mismo tiempo, nos esforzaremos para que este tipo de cosas no ocurran y podamos establecer la paz" con el vecino norteño. Ambas Coreas siguen técnicamente en guerra desde el conflicto que las enfrentó entre 1950 y 1953.

Seúl, arropada por sus socios internacionales, suele huir de la confrontación armada para evitar un conflicto abierto, pero la imagen de sus soldados convalecientes pesa: ayer, el ministro de Defensa Han Min-koo afirmó que las represalias adoptadas -la reactivación el lunes de los altavoces instalados en la frontera que emiten mensajes contra el régimen de Pyongyang y la alerta máxima decretada en la frontera, así como la preparación de artillería- son "sólo un primer paso".


Comentario: ¿¿¿Seúl, arropada por sus socios internacionales??? Pero si ni siquiera los ciudadanos europeos y norteamericanos nos sentimos arropados por el Imperio occidental, y estamos dentro de él, imagínense lo arropados que se pueden sentir por Occidente en un pequeño país de Asia.


Maniobras conjuntas

En este contexto adquiere especial importancia el anuncio del inicio de unas maniobras conjuntas con EEUU, que incluyen entrenamiento con fuego real y tanques, obuses, helicópteros de combate y bombarderos, iniciadas ayer por Seúl a sólo 30 kilómetros de la frontera.


Comentario: Vaya que si adquiere especial importancia el anuncio, ¡pobre Corea del Norte!

"Eso demostrará nuestra preparación para adoptar represalias contra cualquier provocación, incluyendo actos traidores como la agresión con minas terrestres", explicó un portavoz de Defensa.
Las maniobras no están relacionadas con los ejercicios anuales conjuntos con Estados Unidos, llamados Ulchi-Guardián de la Libertad, que acomete Seúl cada año: éstos comenzarán el lunes y sólo pueden alimentar la guerrapsicológica entre el norte comunista y el sur capitalista, como ocurre con la emisión de mensajes contra el régimen de Pyongyang que ahora vocean 4 de las 11 estaciones surcoreanas habilitadas en la frontera.

El régimen de Kim Jong-un se siente tan cuestionado por la propaganda del sur que, en octubre, Ejércitos de ambos países intercambiaron fuego a costa de globos rellenos de propaganda enviados desde el sur hasta el norte, una de las estrategias más habituales de los activistas y desertores norcoreanos.

Fusilado por disentir

En el juego de la propaganda también pesan informaciones como la publicada por la agencia surcoreana Yonhap, según la cual uno de los siete viceprimer ministros del Norte, Choe Yong Gon, de 63 años, antiguo encargado de la cooperación económica Norte-Sur, habría sido ejecutado en mayo por un pelotón de fusilamiento tras expresar, el pasado mayo, su desacuerdo con la política forestal del líder supremo.

La Inteligencia surcoreana no ha confirmado la noticia, basada en fuentes anónimas, como tampoco lo ha hecho el Ministerio de Unificación surcoreano que, sin embargo, aseguró a Reuters que Choe no ha sido visto en los últimos ocho meses. "La última vez que se le vio fue en diciembre en la ceremonia que conmemoraba el tercer aniversario de la muerte del antiguo líder Kim Jong-il", se leía en el comunicado hecho público por el citado ministerio. "Estamos investigando qué podría haberle ocurrido".

Según Yonhap, el número de altos cargos purgados por Kim Jong-un asciende ya a 70, cifra que incluye al antiguo responsable de la Defensa Hyon Yong-chol o su tío, Jang Song-thaek, ajusticiado por traición. Sin embargo, el hermetismo del régimen norcoreano hace imposible confirmar semejante información. Rara vez Pyongyang admite ese tipo de ejecuciones, un silencio que estos días se extiende hacia las acusaciones surcoreanas de haber plantado las minas antipersonales que el día 4 de agosto reactivaban la tensión.

El mutismo de Pyongyang no afecta a sus críticas habituales contra el Gobierno del Sur y en especial su presidenta, Park Geun-hye, que ayer fue acusada de "adular" a Japón por criticar el cambio horario impuesto en Corea del Norte para "pasar página del imperialismo japonés". La dirigente calificó el adelanto de los relojes del norte como algo "lamentable" que obstaculiza una eventual reunificación, a lo que el régimen respondió ayer mediante la agencia oficial KCNA: "Eso refleja la histeria de quienes viven atrapados en el enfrentamiento con el norte y su servilismo hacia Japón, que ha superado los límites de lo tolerable". El comentario coincide con la conmemoración, en estos días, del 70 aniversario de la independencia coreana respecto al colonialismo japonés.