Unión de Campesinos de Castilla y León calificó de "alarmante" la situación de extrema de sequía que está viviendo la zona sur de Castilla y León ante la falta de lluvia en los dos últimos meses.
soria campo
© SN
Campos de labor en la provincia de Soria.
"Es tiempo de siembra, y el suelo se encuentra totalmente seco, por lo que dificulta que las sementeras salgan adelante y las que lo hacen salen con baja nascencia", señala la organiación agraria en un comunicado.

Además, asegura que en la zona norte se están dando "importantes" problemas fitosanitarios, sobre todo en los cultivos de cereal, donde la prohibición de la quema de rastrojos ha contribuido a la proliferación de insectos como el Zabro, el gusano de alambre y determinados hongos, están dificultando la consecución del cultivo nada más terminar la siembra.

El Zabro, un pequeño coleóptero que se alimenta de material vegetal de trigo y cebada, se localiza fundamentalmente en las provincias de Palencia, Burgos y Valladolid. Para combatir a este pequeño insecto, una de las mejores formas, es eliminar toda la paja y ricio durante el verano, por lo que la quema de rastrojos sería una de las prácticas idóneas para combatir a este insecto antes de dañar nuestros cultivos.

Por eso, esta UCCL insiste en la conveniencia de que la Consejería de Agricultura y la de Medio Ambiente pongan en marcha la quema controlada de rastrojos. "Conscientes del riesgo que las quemas suponen, UCCL consideramos que las mismas deben realizarse a partir del 15 o del 20 de septiembre en función de cómo se presente el año".