Durante cinco años, ha estado ocurriendo un sangriento alboroto en Siria y, en todo ese tiempo, solamente los medios de comunicación independientes han señalado la falla obvia en la narrativa oficial acerca de la "guerra civil en Siria".

Oficialmente, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (SOHR, por sus siglas en inglés) es una organización radicada en el Reino Unido que provee información a la prensa de Occidente sobre los movimientos de las tropas, las políticas del gobierno y la opinión pública en Siria. Luego, la prensa occidental reimprime la información que se les da - sin hacer ninguna pregunta. Sin embargo, lo que los editores de los medios occidentales ocultan a la opinión pública es que el "Observatorio Sirio para los Derechos Humanos" no está radicado en Siria y tampoco es un observador de lo que realmente sucede allí. Se trata esencialmente de un hombre - Abdul Rahman, también conocido como Rami Abdulrahman, también conocido como Osama Suleiman - un criminal convicto por tres cargos en Siria, radicado en una pequeña casa en Coventry, Inglaterra; y su "equipo de cuatro activistas en Siria."
Aparentemente, todo lo que se necesita para informar a todos los medios occidentales sobre todo lo que está ocurriendo en el terreno en Siria, son cuatro personas. Cuatro personas podrían, en teoría, proveer reportajes razonablemente objetivos, pero solo si estuvieran abiertas a recibir información de diferentes fuentes, incluyendo aquellas que apoyan al gobierno sirio. Podrían incluso ser capaces de producir - utilizando el discernimiento objetivo - estadísticas confiables de los daños, de los refugiados y terroristas/rebeldes. Pero el OSDH ha reportado consistentemente acerca de la "guerra civil" manteniendo solamente la perspectiva de los llamados "rebeldes" y desacreditando los reportes del gobierno sirio, así como los informes de los civiles que revelan los crímenes de los rebeldes.

Ese hecho en sí mismo, hace que el OSDH sea casi tan fiable como fuente de información sobre el conflicto sirio, como lo sería el Departamento de Estado estadounidense y la Oficina de Asuntos Exteriores británica, que tienen un gran interés en manipular la guerra para producir un objetivo: la muerte o el derrocamiento del presidente sirio, Bashar Al Assad.

Rahman, por su propia admisión, es un miembro de la "oposición siria" y busca el derrocamiento de Al Assad. Esto claramente le quita cualquier aspecto de objetividad a sus "informes."

Pero hay más. Rahman, y el OSDH que él dirige, ha sido expuesto desde hace mucho como una frente de propaganda occidental. Tal como lo demuestra Tony Cartalucci:
"Uno no podría imaginar una fuente de información menos fiable, pactada y sesgada; sin embargo, durante los últimos dos años, su "Observatorio" ha servido como la única fuente de información para el torrente sin fin de la propaganda que emana de los medios de comunicación occidentales. Tal vez, lo peor de todo es que las Naciones Unidas utilizan esta fuente pactada de propaganda absurdamente visible como base para diversos informes."
Este hombre está muy lejos de ser un "activista de los derechos humanos". Sus fondos vienen de la Unión Europea y de un "estado europeo anónimo"; posiblemente del Reino Unido, ya que tiene acceso directo al ex Primer Ministro, Willian Hague, con el que se ha reunido en persona en múltiples ocasiones en la oficina de Exteriores y de la Commonwealth en Londres; y quien comparte el entusiasmo de Rahman de derrocar a Assad del poder. El New York Times, de hecho, revela que fue el gobierno británico quien reposicionó a Abdul Rahman en Coventry, Inglaterra, después de haber escapado de Siria hace una década por sus actividades en contra del gobierno:
"Cuando dos socios fueron arrestados en el 2000, él se escapó del país, pagando a un traficante de personas para que lo metiera a Inglaterra. El gobierno lo estableció en Coventry, dónde decidió que le gustaba la tranquilidad."

"Aguarda en línea, Jafar, tengo al MI6 en otra llamada..."

'Rami Abdulrahman', la fábrica de mentiras de sólo un hombre.
El que alguna vez fue un criminal con tendencias subversivas, es ahora un "activista de los derechos humanos" (más bien un agente de la inteligencia británica). ¿Realmente alguien cree que cualquiera de estas organizaciones pagarían a un criminal convicto para ser algo más que una herramienta para sembrar mentiras impresas en los medios occidentales? Tal y como Joe Quinn y Niall Bradley mencionaron el año pasado, las cifras proporcionadas por el OSDH son citadas rutinariamente en los medios occidentales para generar el apoyo público a los ataques aéreos y el cambio de régimen en Siria.

Así que, ¿quiénes en los medios occidentales utilizan esta fuente tan sesgada de propaganda? Sería más fácil proporcionar una lista de quién no lo hace. CNN, Reuters, Associated Press, BBC, Al-Jazeera, Huffington Post, Fox y Vice... solo por nombrar algunos. Aparentemente, a estas organizaciones prostituidas no les importa estar aceptando la voz de alguien que tiene un interés político en el resultado del conflicto y que es financiada con ese fin por parte del gobierno británico. ¿Aún quedan periodistas de investigación en los medios de comunicación? Aquellos con dos neuronas funcionales son escasos en estos días...

Las agencias de inteligencia de Occidente establecieron a las fuerzas subsidiarias de la oposición/los terroristas en Siria, así que obviamente van a querer controlar la narrativa mediática sobre lo que ocurre ahí. Rahman hace su parte recolectando información proveniente de esas mismas fuerzas subsidiarias. A continuación, esta información se le da a los medios occidentales poniendo al OSDH como fuente. Toda la operación es turbia, debería darle "miedo" a cualquier periodista real. Y para ser honestos, los periodistas occidentales deberían estar más conscientes.


Una sola persona sirvió para justificar la guerra de Irak, Rafid Ahmed Alwan al-Janabi, 'Curveball' para la CIA.
¿Cuál era esa frase que decía George Dubya Bush? "La primera vez que me engañas, la culpa es tuya; la segunda es culpa mía". El Sr. OSDH es básicamente una versión de la guerra siria menos sofisticada de lo que fue 'Curveball' en la guerra iraquí o Rafid Ahmed Alwan al-Janabi para aquellos interesados en su nombre real. (NdE: 'Curveball' es el nombre clave asignado por la CIA para referirse a este personaje). Alwan fue el hombre utilizado por el gobierno de EE.UU. para apoyar su declaración de que "Saddam tenía armas de destrucción masiva", hecho que justificó la ocupación de Irak y el asesinato de 1.5 millones de ciudadanos iraquíes. Según sus amigos, Alwan era un mentiroso congénito que escapó de Irak en 1999, cuando fue atrapado tratando de malversar fondos del Estado.

Cuando huyó a Alemania en 1999, y le dijo a la inteligencia alemana que se graduó siendo el primero de su clase como ingeniero químico de la Universidad de Bahgdad y que trabajó en un equipo que construyó laboratorios móviles para producir armas de destrucción masiva, se convirtió en 'Curveball'.

Cuando se le dio esta información a la inteligencia de EE.UU., ellos convenientemente ignoraron la evidencia de que él era un mentiroso congénito y un desfalcador que se posicionó en el último lugar de su clase en la universidad y conducía un taxi para poder vivir antes de huir a Alemania; y decidieron que todo lo que estaba diciendo sobre las armas de destrucción masivas iraquíes era verdad. Para demostrar su poder, 'Curveball' identificó unas instalaciones iraquíes como "estaciones de acoplamiento para laboratorios móviles." Cuando los inspectores de armas de la ONU visitaron el lugar el 9 de febrero de 2003, encontraron un almacén utilizado para el procesamiento de semillas.


Febrero de 2003. Colin Powell en la ONU diseminando al mundo las mentiras de 'Curveball' para justificar la guerra.
Así que con esta información, a continuación, el Secretario de Estado, Colin Powell, decidió hacer lo correcto y corrió a la ONU para decirles todo acerca de 'Curveball' y su maldita "evidencia" de armas de destrucción masiva iraquíes. ¿Por qué? Porque los políticos de EE.UU. decidieron hace mucho que iban a destruir e invadir a Irak y saquear sus recursos. Ellos estaban, como dice el dicho, "acomodando los hechos alrededor de la política de guerra"; utilizando afirmaciones falsas de mentirosos conocidos para justificar su guerra. Esto es precisamente lo que el Sr. OSDH está haciendo para el gobierno estadounidense hoy en día, y aún así, los medios de comunicación lo succionan y luego lo regurgitan hacia el público en general.

Así que esto es en lo que nuestros medios de comunicación se han convertido, una manada de imbéciles descerebrados que repiten las mentiras que son vomitadas por nuestros creadores de la realidad psicopáticos; y, de este modo, están manipulando la percepción pública de los acontecimientos mundiales y asegurándose de que todos veamos el mundo de la manera en que ellos quieren que lo veamos, y no como lo que realmente es. Una cosa es cierta: si usted cree en lo que Rahman y el OSDH están diciendo sobre lo que está ocurriendo en Siria, está creyendo en mentiras.