El que debería encabezar el Departamento de Trabajo se niega a personarse ante el Senado de cara a la votación definitiva sobre su candidatura tras las críticas por haber contratado a una indocumentada.

El candidato de la administración de Donald Trump para el cargo de secretario de Trabajo, Andrew Puzder, se ha retirado de las audiencias de su confirmación en el Senado de EE.UU. La decisión fue anticipada por los planes de cuatro senadores republicanos de no apoyarlo en la votación y las dudas sobre ocho votos republicanos más.
© Fred Prouser/ Reuters
El empresario Andrew Puzder

"Aunque no voy a servir en la Administración, apoyo completamente al presidente y su equipo, que es muy capaz", ha declarado Puzder en un comunicado que cita 'Financial Times'. También ha agradecido a Trump por haberlo presentado.

El director ejecutivo de la empresa CKE Restaurants propuesto para conducir la política laboral del gabinete republicano admitió el martes pasado que había empleado como niñera a una inmigrante indocumentada. Solo después de muchos años de servicio, la familia Puzder pagó los pertinentes impuestos por ese período y tramitó los papeles necesarios para legalizar su condición laboral.

El tema motivó un escándalo en torno a la candidatura dentro del partido gobernante y en la prensa estadounidense.