Cientos de cintas de pruebas nucleares realizadas entre 1945 y 1962 han sido recuperadas y puestas a disposición del público, con el fin de estudiar su información antes de que se desintegren.
© Youtube / @Lawrence Livermore National Laboratory
EE.UU., como otras potencias militares, prohibió la realización de ensayos nucleares en la atmósfera, en el espacio exterior y bajo el agua en 1963. No obstante, Washington efectuó 210 pruebas atmosféricas de ese tipo entre 1945 y 1962, cuyas imágenes fueron capturadas en alrededor de 10.000 filmaciones.


Durante las décadas siguientes, las cintas fueron esparcidas por todo el país en bóvedas de alta seguridad, donde permanecieron clasificadas hasta el día de hoy. Ahora, Greg Spriggs, físico de armas del Laboratorio Nacional de Lawrence Livermore (LLNL), logró localizar durante cinco años alrededor de 6.500 de estas películas y se ha dado a la tarea de preservarlas antes que se desintegren.
"Se siente al abrir las latas el olor a vinagre, que es uno de los subproductos del proceso de descomposición de estas películas", comentó Spriggs en un comunicado. "Emprendimos este proyecto justo a tiempo para salvar la información", celebró.
Junto con su equipo de expertos en filmaciones, archivistas y desarrolladores de 'software', el físico ha desclasificado unas 750 grabaciones, publicando varias de ellas en YouTube. Cientos de estas filmaciones han sido sometidas a modernos análisis, gracias a los cuales se han descubierto "cosas nuevas sobre estas detonaciones que nunca antes habían sido notadas", afirmó el científico.