Las clases de ruso han vuelto al Ejército estadounidense, algo que confirman las fotos publicadas por Chris Cavas, corresponsal de Defense News.

Sin embargo, estos insospechados estudiantes aprenden la lengua eslava a través de un juego de mesa y con un silabario para niños.
© REUTERS/ Kacper Pempel
En las fotos publicadas por el periodista en su cuenta de Twitter se puede ver cómo se lo pasan los militares estadounidenses en las aulas de ruso del Instituto de Lenguas Extranjeras (DLI) de Alemania.
"Aprender ruso está de nuevo de moda en las Fuerzas Armadas de EEUU. Estas fotos muestran cómo los soldados en Alemania juegan a Scrabble en cirílico durante las clases del DLI", escribió Chris Cavas.
En una de las tres fotografías publicadas se puede ver a un hombre y a una mujer vestidos de militares tratando de construir palabras rusas sobre un tablero de Scrabble.

En el momento en el que se tomó la foto, los norteamericanos ya habían podido reunir siete palabras rusas: 'pozhaluista' (por favor), 'do svidania' (hasta luego), 'poka' (chao), 'Boj' (Dios), 'actior' (actor) y 'menia' (a mi).

Según el 'Ranking de Dificultad Idiomática' publicado por el Instituto de Servicios Extranjeros estadounidense, la lengua rusa se encuentra en la penúltima categoría de dificultad de aprendizaje, con aproximadamente 1.100 horas de estudio necesarias para alcanzar la fluidez.

Falta por ver si los militares estadounidenses están dispuestos a llegar tan lejos con tal de entender mejor a sus homólogos rusos en los numerosos temas de relevancia de la agenda internacional.