Uno de cada tres ciudadanos de Rusia admite que existe la posibilidad de que se desencadene una guerra entre el país eslavo y EEUU, según reveló un sondeo realizado por el Centro ruso de Estudios de la Opinión Pública (VTsIOM). Voces de la política rusa han hablado sobre estos temores.

Al menos el 30% de los participantes del sondeo considera que "es posible" que en el futuro se produzca un conflicto entre las dos potencias.
© AP Photo/ Ivan Sekretarev

La anterior encuesta en la que se preguntó sobre esta posibilidad, realizada en la primavera de 2014, reveló que tan solo el 16% de los consultados admitía que pudiera producirse un conflicto abierto entre Moscú y Washington, algo que refleja el aumento de las tensiones en la esfera internacional, o así lo ve la sociedad rusa.

¿Qué piensan entonces sobre este tema los políticos más importantes del país? Para contestar a esta pregunta, el portal ruso Lenta realizó su propio sondeo.

Teoría y práctica

"Teóricamente, el conflicto es posible, porque sí que hay muchos problemas en nuestras relaciones y porque abordamos los problemas internacionales de maneras muy distintas. Particularmente, no coincidimos sobre la situación en Oriente Próximo y tenemos muchas desavenencias respecto al conflicto en Ucrania", dijo el vicepresidente del Comité para Asuntos Internacionales del Consejo de la Federación de Rusia, Vladímir Djabárov.

No obstante, el político subrayó que, en la práctica, el potencial nuclear y militar que tienen ambos países es tan inmenso que su uso bastaría para aniquilar al mundo entero, algo que no le interesa a nadie.

Nadie quiere problemas

"Pienso que no llegaremos al conflicto. Entendemos perfectamente las dificultades de la escena internacional, y durante la reciente visita del secretario de Estado Rex Tillerson a Moscú reiteramos la solidez de la línea política aplicada por nuestro país", remarcó el vicepresidente del Comité para Asuntos Exteriores de la Duma Estatal de Rusia, Alexéi Chepa.

El diputado declaró que nadie quiere complicar la situación y lanzar acciones militares: todos tienen los ojos puestos en lo que ocurre en la península de Corea y entienden perfectamente que cualquier acción impredecible podría tener consecuencias irreparables.

A este respecto, el político opina que hay que lanzar un mensaje de calma para las personas que creen que puede desencadenarse una guerra y hacerles entender que "tenemos un gran número de políticos adecuados y preparados que no permitirán que el asunto llegue hasta un conflicto".

Las corporaciones no están interesadas

El vicepresidente del Comité de Defensa de la Duma Estatal de Rusia, Alexandr Sherin, opina que un enfrentamiento militar entre Rusia y EEUU no se produce porque las corporaciones internacionales "gobiernan en el país norteamericano" y no buscan ningún conflicto.

"El componente material es primordial para los gobernantes estadounidenses, en comparación con los rusos", asegura Sherin.

De acuerdo con el político ruso, EEUU no quiere atacar a Rusia porque este paso tendría grandes costes materiales y sería complejo de ejecutar. "Las familias Rothschild y Rockefeller no gastarán su dinero sabiendo que este no será recuperado después", comentó.

El conflicto sí es posible en territorios ajenos

Según el diputado de la Duma Estatal, Andréi Svintsov, el enfrentamiento entre Rusia y EEUU es realmente posible, pero en territorio de otros países, como Siria, Afganistán, Irak o, posiblemente, en la península de Corea.

"Un pequeño conflicto con ataques de misiles contra barcos y bases militares es posible porque [el mandatario estadounidense] Trump no es un político de carrera, sino un emprendedor, así que puede equivocarse en algún momento. Además, sus servicios de inteligencia pueden engañarle deliberadamente afirmando que en algún territorio a atacar hay terroristas", mientras en realidad lo que habría allí serían rusos, apuntó.

La guerra total

El vicepresidente del Comité de Defensa de la Duma Estatal de Rusia, Yuri Shvitkin, opina que si un día se produjera una guerra entre EEUU y Rusia, esta involucraría a prácticamente todos los países del mundo.
"No puede permitirse que esto ocurra. Todos los conflictos pueden ser solucionados por vías diplomáticas", aseveró.
Un estado de ánimo

El presidente adjunto del Comité para la Defensa y Seguridad del Consejo de la Federación de Rusia, Frants Klintsévich, considera que los resultados de la encuesta pueden explicarse por el estado psicológico de la gente.
"La gran mayoría [de los encuestados] muestra una reacción emocional y no tener conocimientos profundos a la hora de contestar a estas preguntas", precisó.
Además, el político subrayó que las autoridades de EEUU y Rusia no van a arriesgarse a tener un hipotético conflicto, ya que "un conflicto entre Rusia y EEUU a día de hoy significaría el fin de la civilización".