Los políticos y empresarios de cerca de 50 países visitarán la ciudad crimea de Yalta para participar en el Foro Económico Internacional, que se celebrará en esta ciudad rusa entre el 20 y el 22 de abril. El jefe de la delegación italiana, Stefano Valdegamberi, ofreció una entrevista a Sputnik.

© Sputnik/ Vitaly Belousov
El diputado del parlamento de la región de Veneto indicó que el objetivo principal que persiguen las dos delegaciones italianas que participarán en el evento es el desarrollo de las relaciones económicas y políticas entre Roma y Moscú —puesto que muchos parlamentarios del país europeo ya se han mostrado partidarios de levantar las sanciones antirrusas y colaborar en el futuro con Crimea—.

En cuanto a la reunificación de Crimea con Rusia en 2014, los invitados italianos se oponen a la posición oficial de la UE y Roma. Según declaró el político, las sanciones de Occidente contra Rusia son injustificadas, ya que "violan la voluntad del pueblo, que quiere que [Crimea] forme parte del territorio ruso". Valdegamberi subrayó que "es un error imponer sanciones contra Rusia solo por haber tenido en cuenta la opinión del pueblo", y que "es necesario buscar otras soluciones a este problema".

El parlamentario también expresó su rechazo a la "política económica proteccionista" del presidente de EEUU, Donald Trump, quien declaró que Washington prevé aplicar impuestos a los productos italianos importados.

Valdegamberi indicó que el Foro de Yalta ofrece a los empresarios italianos la oportunidad de mejorar sus relaciones con países que tuvieron que disminuir su cooperación con Italia debido a la situación política.
"Debemos crear nuestro propio mercado, que se extenderá desde Lisboa hasta Vladivostok, y esperamos que las autoridades italianas tomen la decisión correcta", expresó Valdegamberi.
En cuanto al reciente escándalo ocurrido en una feria internacional vinícola celebrada en la ciudad italiana de Verona —cuando los organizadores confiscaron todos los vinos de las bodegas crimeas después de que varios representantes de la delegación ucraniana acudieran a la policía local—, el político expresó que el incidente "no refleja la opinión de los italianos" y declaró que todo había sido "obra de los burócratas".

Valdegamberi expresó su esperanza en que una "situación tan vergonzosa" no vuelva a repetirse.

El político también habló de un proyecto vinícola conjunto entre Italia y Crimea que fue suspendido debido a las sanciones y prometió que iba a abordar este tema durante el foro. Valdegamberi subrayó que las sanciones antirrusas afectaron también a numerosos empresarios europeos.

"En el marco del foro, se firmará un tratado bilateral sobre inversiones en el sector vinícola. También vamos a firmar un acuerdo acerca de la construcción de un centro de fertilidad femenina. Además, ofreceremos a los invitados del foro y a las autoridades de Crimea varios proyectos de construcción y de sistemas de seguridad", concluyó.

Se prevé que en el marco del Foro Internacional de Yalta se firmen acuerdos de inversión por un valor total de 100.000 millones de rublos —unos 1.700 millones de dólares—.