La portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, restó crédito a la noticia del Washington Post, de que el presidente de EEUU, Donald Trump, compartió con Rusia información secreta capaz de poner en peligro fuentes de inteligencia amigas en el Medio Oriente.
© Sott.net
Otro buen uso para este prestigioso periódico
"No lean diarios estadounidenses, pueden darles diversos usos pero no los lean, esa lectura últimamente resulta dañina y peligrosa", sugirió Zajárova a través de su página en Facebook.

El 10 de mayo, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, se reunió con Trump en la Casa Blanca y mantuvo conversaciones con el secretario de Estado, Rex Tillerson, sobre terrorismo global, Siria, Ucrania y las relaciones entre Washington y Moscú. En el encuentro participó también el embajador de Rusia en EEUU, Serguéi Kisliak.

El Washington Post publicó el 15 de mayo, citando fuentes anónimas, que Trump compartió información clasificada sobre amenazas terroristas vinculadas al uso de computadoras portátiles en aviones en su reunión con los funcionarios rusos en el Salón Oval de la Casa Blanca.

Luego de la publicación, el consejero de Seguridad Nacional, Hebert Raymond McMaster, aseguró que Trump no había revelado fuentes ni métodos de inteligencia.