El demócrata Al Green ha pedido iniciar un juicio político contra Trump, mientras la mayoría de congresistas de ambos partidos optan por opciones menos drásticas.

© Carlos Barria / Reuters
La 'cruzada' contra el presidente estadounidense Donald Trump dio una nueva vuelta de tuerca este miércoles, después de que un congresista demócrata pidiera oficialmente ante la Cámara de Representantes del Congreso de EE.UU. el 'impeachment' contra el mandatario.

"Me levanto hoy para pedir un 'impeachment' contra el presidente de Estados Unidos de América por obstrucción de la Justicia", declaró Al Green, que llegó a afirmar: "nuestra democracia está en riesgo". Según el representante demócrata, el presidente Trump despidió al director del FBI James Comey porque este investigaba sus vínculos con el Gobierno ruso. "El presidente tiene que ser revocado", insistió en su discurso el político.


Comentario: La verdad es que el despido de Comey de hecho indica que ni existe ni va a existir evidencia de posibles lazos entre Trump y el gobierno ruso. Los invitamos a ver:


Vea también: Queridas personas que odian a Comey y que ahora están coléricos porque fue despedido: ¡cállense de una vez!


La petición se produce tras el último escándalo político que sacude EE.UU., después de que 'The New York Times' publicara que Trump pidió a Comey que dejara de investigar el caso de Michael Flynn, su exconsejero de Seguridad Nacional. Flynn fue despedido en febrero después de que medios de comunicación publicaran que desinformó sobre sus conversaciones con el embajador ruso en EE.UU., Seguéi Kisliák.

Una voz solitaria

Hasta ahora ningún presidente de EE.UU. ha dejado su cargo a causa de un juicio político, si bien tres mandatarios se han visto sometidos a ellos, siendo el último de ellos Bill Clinton. Las conversaciones sobre un 'impeachment' no se toman a la ligera en EE.UU., algo que explicaría el hecho de que, de momento, la propuesta de Green no haya encontrado apoyo incluso entre los demócratas.

Solo un representante republicano, Justin Amash, ha admitido que el juicio político contra Trump puede ser una opción en el caso de que se comprobara que presionó a Comey para que cancelara la investigación de Flynn.

Justin Amash y Walter Jones son los únicos republicanos coautores del proyecto de ley propuesto por los demócratas para crear una comisión independiente que investigue si Rusia influyó en las últimas elecciones presidenciales en EE.UU.