LUXEMBURGO (Sputnik) — El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió que asignará un nuevo tramo de ayuda a Grecia solo si logra concordar con las autoridades de la zona euro medidas concretas para aliviar la deuda helena.

"El programa se aprobará en principio, el desembolso se producirá si se define completamente los detalles del alivio de la deuda", dijo Christine Lagarde, directora gerente del FMI.
© AFP 2017/ Mandel Ngan

Más temprano, al concluir este jueves la reunión del consejo de ministros de Finanzas de la zona euro (Eurogrupo), la francesa anunció que recomendaría al directorio ejecutivo del FMI participar en el rescate con 2.000 millones de dólares.

El Eurogrupo acordó en particular extender hasta un máximo de 15 años los vencimientos para que Grecia cancele los créditos otorgado por el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF).

La medida no ha convencido al FMI ya que sus previsiones del crecimiento económico de Grecia son inferiores a los manejados por el Eurogrupo.

El nivel del PIB se utiliza para pronosticar la evolución de la deuda pública del país.

Esto es una de las causas por la que el FMI considera que las medidas de alivio sugeridas por el Eurogrupo son insuficientes para garantizar su viabilidad en el futuro.

El FMI exige que continúe el trabajo para la reesctructuración de la deuda pública griega.

Grecia necesita un nuevo tramo para poder pagar en julio sus deudas ante el Banco Central Europeo y otros acreedores, por un valor total de unos 7.500 millones de euros.

El tercer paquete de ayuda a Atenas para aliviar su deuda, aprobado en agosto 2015, prevé la concesión de hasta 86.000 millones de euros a cambio de severas reformas económicas en materia de impuestos, jubilaciones y privatización, entre otras medidas.