La Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) de Chile decretó un estado de alerta temprana preventiva en 14 de las 15 regiones del país, ya que se esperan lluvias, nevadas, vientos y marejadas poco comunes.

"Onemi realiza Mesa Técnica por situación meteorológica del país para los próximos días", informó el organismo en su cuenta de Twitter.
© CC BY-SA 2.0 / Ryan Bjorkquist / Flag


El fenómeno más extenso será el de las marejadas, que afectará a casi toda la costa del país, desde el Golfo de Penas (sur) hasta Arica (norte), incluyendo la Isla de Pascua y el Archipiélago de Juan Fernández.

Todos los municipios costeros de Chile se encuentran bajo alerta
y se espera que las marejadas se extiendan hasta el próximo 20 de julio.

El segundo evento poco común será la nevada que afectará a la zona centro de Chile, donde se pronosticaron entre 10 y 20 centímetros de nieve, con temperaturas entre los cero grados centígrados de mínima y los seis de máxima.

En Santiago (zona central) no se produce una nevada de estas características desde 2007, y en los últimos 27 años sólo ha nevado cinco veces.

En otras regiones de Chile como Antofagasta y Atacama (norte) la alerta responde al fenómeno de vientos fuertes, mientras que en las regiones de Los Lagos, Los Ríos y La Araucanía (centro-sur) la Onemi decretó alerta por sistemas frontales, precipitaciones y tormentas eléctricas.

La alerta temprana preventiva de la Onemi significa reforzar la vigilancia con el monitoreo de las condiciones de riesgo y las respectivas vulnerabilidades asociadas a la amenaza, coordinando y activando al Sistema de Protección Civil.