Israel rechaza la tregua en Siria recién negociada por Moscú y Washington, así expresa su oposición a un movimiento importante entre Rusia y EE.UU.
© Sott.net
Como un niño sin su dulce el líder Israelí hace un nuevo berrinche frente a su "tutor"
El primer ministro del régimen de Israel, Benyamin Netanyahu, en unas declaraciones hechas el domingo a los periodistas —luego de haberse reunido con el presidente francés, Emmanuel Macron— se opuso al acuerdo del cese al fuego en Siria, alcanzado por Rusia, EE.UU. y Jordania.


Comentario: ¿Qué más se podía esperar de Benji "el despiadado"? Cualquier avance en cuanto a pacificar la región siempre va a ser mal visto por Israel. Su agenda siempre incluirá guerra, opresión, y terror. Realmente no conocen una forma diferente de vincularse a otras naciones, y jamás estarán dispuestos a negociar o sosegar aunque sea sólo un poco sus ansias depredadoras.


Se trata de un acuerdo entre los presidentes ruso y estadounidense, Vladimir Putin y Donald Trump, en su primera reunión celebrada a principios de julio al margen de la cumbre del Grupo de los 20 (G20) en Hamburgo, Alemania.

Paralelamente al encuentro de Trump y Putin, además se habían reunido expertos de Rusia, EE.UU. y Jordania en Amán (capital jordana) para firmar un memorando sobre la creación de una zona de desescalada en las regiones de Daraa, Al-Quneitra y Al-Sweida (suroeste de Siria), en la que regirá el alto el fuego.

Según recoge el diario israelí Haaretz, Netanyahu justificó su oposición al referido acuerdo, afirmando que "no permitirá a los iraníes extender su presencia en la región", así que mantuvo la noche del domingo una conversación telefónica con el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, para expresar su profunda inquietud y anunció que mantendrá pronto otra con Putin.


Comentario: La paranoia de Israel con respecto a Irán posiblemente se fundamente en que en el fondo tienen cierta consciencia de que son usurpadores sanguinarios y de que la miseria que han provocado durante años al pueblo árabe en algún momento será vengada. No hay nada peor ni más peligroso que vivir con miedo a las represalias por todos los crímenes cometidos durante décadas...


Haaretz de igual modo citó a un alto funcionario israelí, quien bajo condición de anonimato tachó el acuerdo de "muy malo" y contra los intereses de la seguridad del régimen, y dijo que "está creando una realidad inquietante" en el sur de Siria.

Cabe recordar que Israel también estaba en desacuerdo con otro acuerdo —fracasado posteriormente— sobre la tregua en Siria, alcanzado entre Moscú y Washington en septiembre de 2016, por temores de que el pacto podría convertir a Siria en un campamento de los adversarios de Israel, es decir Irán, y el Movimiento de la Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá).