PRAGA (Sputnik) - Estados Unidos entregaba a las facciones terroristas y opositoras sirias armas que compraba en República Checa y otros países de Europa del Este, reveló el Centro checo de Periodismo de Investigación que trabajó sobre este caso con la Red de Investigación del Crimen Organizado y la Corrupción (OCCRP).

Por el momento las autoridades checas no se han pronunciado al respecto.
© AP Photo/ albaraka_news, File
Conforme a los datos periodísticos, el Pentágono compró armas en República Checa, Georgia, Serbia, Bulgaria, Rumanía y Ucrania por 71 millones de dólares.

Los estadounidenses aseguraban a sus proveedores que adquirían armamento para el Pentágono pero en realidad, según el estudio, las enviaban a Siria para armar y entrenar al grupo terrorista Daesh (autoproclamado Estado Islámico y prohibido en Rusia y otros países) y las facciones armadas de la oposición.

"Para cada cargamento de armas el exportador debe presentar una serie de documentos para obtener el permiso", indicó el centro checo.

La autorización debe contar con el visto bueno de los Ministerios de Exteriores y de Industria y Comercio.

Uno de los documentos importantes es el certificado que garantiza que las armas no caerán en manos inapropiadas, como por ejemplo de los terroristas.

Según los datos de la entidad checa, el Pentágono aportó información falsa al afirmar que el destinatario final de las armas era el Ejército de Estados Unidos.

En una investigación anterior en la que participó el Centro checo se desveló que varios países de Europa del Este, entre ellos República Checa, aprobaron la venta de armas por más de 1.000 millones de euros para naciones del Medio Oriente que después reenviaban a Siria.

El país árabe vive desde marzo de 2011 un conflicto armado en el que las tropas gubernamentales se enfrentan a grupos armados de la oposición y a organizaciones terroristas.

Las hostilidades, según datos de altos cargos de la ONU, han dejado hasta la fecha unos 400.000 muertos.