En Ucrania han creado un nuevo y polémico juego de mesa sobre la guerra de independencia del país, informan medios ucranianos.
© Pixabay
El Instituto Ucraniano de la Memoria Nacional ha elaborado el juego 'Cien años de lucha. Ucrania: la revolución nacional de 1917-1921'. En el juego, entre las ciudades étnicamente ucranianas se encuentran la polaca Przemysl, Chelm, Sanok, Siedlce y Zegiestow.

La esencia del juego es el movimiento de fichas a lo largo de la supuesta frontera étnica de Ucrania. El ganador será quien complete la partida con su propia ficha más rápidamente. Sputnik Polska preguntó sobre las razones de aparición de este juego al doctor en historia Czeslaw Partacz.

"Es el deseo de los nacionalistas ucranianos aprovechar el territorio polaco. Creen que la tierra donde haya al menos cinco o seis ucranianos debe pertenecer a Ucrania. Siguiendo esta lógica, los polacos también pueden decir que en Dniepropetrovsk viven 368 de sus compatriotas, de manera que pertenece a Polonia. Esta locura nacionalista es semejante a una enfermedad mental severa e incurable. No pueden ni siquiera controlar las tierras que ya tienen", se indigna Partacz.

El historiador también señala que en la ciudad ucraniana de Lviv hay un tal Róstik Novozhenets que publica "libros delirantes que afirman que Cracovia es una antigua ciudad ucraniana, mientras que el rey polaco Jan III Sobieski, que derrotó a los turcos en Viena, por supuesto es un rey ucraniano".

Todo esto hace gracia, pero asimismo incita el odio étnico y muestra intentos de apoderarse del territorio de un país vecino, subraya Partacz.

No obstante, el Instituto Ucraniano de Memoria Nacional promueve este juego con el fin de "despertar la identidad nacional de la gente y mejorar el sentido de orgullo en su país entre la generación más joven".