Las autoridades turcas endurecieron las reglas de importación de productos agrícolas rusos en respuesta a una medida similar de Moscú, declaró el ministro de Comercio y Aduanas, Bulent Tufenkci.
© Sputnik/ Igor Zarembo
"Anteriormente, Rusia exigió garantías de misiones comerciales y consulares para algunos productos importados de Turquía, ese problema llegó hasta nuestro Ministerio de Economía que tomó la decisión de introducir exigencias similares para nueve productos agrícolas", dijo a los periodistas.

El ministro señaló que "no se trata de restricciones pero debido a que Rusia había tomado esta decisión Turquía introdujo medidas de respuesta en vigor desde ayer (el 9 de octubre)".

El Ministerio de Agricultura de Rusia confirmó que Ankara había impuesto nuevas restricciones a la importación de productos agrícolas rusos en virtud de las cuales los exportadores rusos necesitan permisos en la misión comercial o en las misiones diplomáticas de Turquía en Rusia.

Además, aclaró que es obligatorio ahora certificar facturas en las aduanas para importar productos agrícolas de Rusia: trigo, aceite crudo de girasol, maíz, guisantes secos, trigo duro y otros.

El 1 de enero de 2016, Rusia embargó una serie de productos de Turquía en respuesta al derribo de un caza ruso Su-24 en Siria por la Fuerza Aérea de Turquía.

Las restricciones fueron levantadas parcialmente, para principios de junio la prohibición abarcaba carne congelada, despojos de pollo y pavo, tomates, pepinos, uvas, manzanas, peras y fresas.

Además, en 2016 por razones fitosanitarias Rusia impuso restricciones para importaciones de tomates turcos, pimiento, granada, berenjena, lechuga, calabacines y calabazas.

A principios de junio de 2017, Moscú abolió las restricciones excepto los tomates.

El 1 de septiembre las autoridades rusas levantaron las restricciones para la importación de lechuga, iceberg, pimiento, calabacines y calabazas para nueve empresas de Turquía.