Los especialistas preven que, debido a la cercanía de la brecha de Guerrero, pueden ocurrir en la capital del país diversos movimientos telúricos con magnitudes de de entre 7,5 y 8,4.
© Carlos Jasso / Reuters
Equipos de rescate israelíes y mexicanos remueven un cadáver de los escombros tras un terremoto en la Ciudad de México.
El Centro Nacional para la Prevención de Desastres en México (Cenapred) alertó de tres posibles escenarios en los que la capital del país sufriría movimientos telúricos de magnitudes alarmantes.

El Cenapred aseguró que ello podría ocurrir debido a la cercanía que tiene la Ciudad de México con la brecha de Guerrero, una zona sísmica en donde, hasta hoy, no se ha registrado un terremoto como el que tuvo lugar en el año de 1985.

Durante el foro 'Consulta del Marco Normativo de México ante los Retos del Marco Sendai para la Reducción del Riesgo 2015-2030', Carlos Valdés, director del Cenapred, aseguró que, en un primer panorama, se contemplan cuatro sismos con magnitudes de entre 7,5 y 7,7.

Un segundo escenario, que está alarmando a los capitalinos, es la posibilidad de que la ciudad padezca un solo sismo, que pudiera tener una magnitud de 8,2.

Y un tercer escenario, aunque quizás el menos probable según Valdés, es la ocurrencia de un terremoto de 8,4.

Durante su intervención, Valdés también detalló que las fallas estructurales de los edificios de la capital del país contribuyeron al desplome de recintos como el Colegio Enrique Rébsamen, donde fallecieron al menos 19 niños y 7 adultos.

A manera de ejemplo, el director del Cenapred sostuvo que el sismo de magnitud 7,1 ocurrido el pasado 19 de septiembre en México, fue equivalente al estallido de 100.000 bombas atómicas, por lo que hay que estar preparados para cualquier desastre natural.