Este 10 de noviembre se reportó una mengua del caudal de este atractivo turístico ubicado en el estado de Chiapas.
© Twitter
La belleza natural se vio afectada por un extraño fenómeno
Residentes de la zona donde se ubican las famosas cascadas de Agua Azul, en el estado mexicano de Chiapas, levantaron voz de alarma en la Red tras notar este viernes una inexplicable sequía de este atractivo turístico.

Se observó que el río bajó su caudal y las cascadas disminuyeron, y este hecho causó preocupación entre los lugareños, mientras que las autoridades de Protección Civil y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) empezaron a investigar el fenómeno.

En un comunicado publicado este 13 de noviembre en la página de Protección Civil de Chiapas, las autoridades mexicanas señalaron que la falta de agua en las cascadas de Agua Azul se debe a causas naturales y no es provocada por la intervención humana.

© Twitter
Así han quedado ahora

Aunque la causa principal de la sequía en estos momentos se desconoce, se informó que "se tienen identificadas las causas como multifactoriales, debido a la deforestación, así como a posibles cuestiones geológicas".

En el comunicado se precisó que "el río Agua Azul deriva en dos afluentes, uno que lleva al sitio turístico de las cascadas de Agua Azul y otro que rodea esa zona. Por cuestiones naturales, el agua del río comenzó a fluir más hacia el margen derecho, lo que ocasionó que el sitio turístico comenzara a disminuir sus niveles de agua".

Sin embargo, las autoridades aseguraron que el fenómeno no debe preocupar al turismo y que el agua sigue fluyendo en "uno de los lugares más hermosos y enigmáticos de todo el estado".