Comentario: Al comienzo había sido avistada en Alemania, pero al parecer, fue más impresionante de lo que se supuso.


El pasado martes 14 de noviembre, poco después de la puesta de sol, una bola de fuego surcó el cielo sobre Europa. A las 17.45 (hora española), millares de personas la vieron desde Alemania, Francia, Suiza, Austria y Luxemburgo, según informa en un comunicado la Agencia Espacial Europea (ESA por sus siglas en inglés).
fireball Italy
© Ollie Taylor
Ollie Taylor capturó con su cámara la bola de fuego por casualidad desde los Dolomitas, en Italia.
El fogonazo fue causado por un meteoroide -un cuerpo más pequeño que un asteroide o un cometa- del tamaño de una pelota de fútbol, que entró en la atmósfera 50 kilómetros al noroeste de Darmstadt (Alemania). Se desintegró poco más tarde a 50 kilómetros por encima de Luxemburgo.

El meteoroide iba a una velocidad de 70.000 kilómetros por hora, según la ESA. A causa de la fricción con la atmósfera, recalentó las moléculas de aire a su paso, lo que generó la vistosa bola de fuego.

Según la Organización Internacional de Meteoros, que recoge los avistamientos de esta clase de cuerpos, el meteoroide podría estar relacionado con la lluvia de estrellas Táuridas, que tuvo su máximo de actividad el pasado 12 de noviembre.

Una fotografía de carambola

Ollie Taylor, autor de la fotografía difundida por la ESA, capturó con su cámara la bola de fuego por casualidad desde los Dolomitas, en Italia. "Estaba componiendo una fotografía del paisaje y de la Osa Mayor, que se ve encima del meteoro. Quería hacerla durante el crepúsculo para que el cielo tuviera un tono rosado. Acababa de decir que no tenía suficiente aumento, y había ido a buscar otra cámara con un objetivo más largo. ¡Por suerte, dejé la cámara haciendo la fotografía!", relata el fotógrafo en el comunicado de la ESA.

La bola de fuego también se puede ver en este vídeo grabado desde una autopista de Dresden (Alemania):