El volcán Pacaya de Guatemala sigue hoy con un flujo de lava de 500 metros que desciende desde el cráter Mackenney y genera pequeñas explosiones tipo estromboliano a una altura de 30 metros.
Un flujo de lava de 400 metros desciende por el volcán Pacaya de Guatemala
© eldiario.es
Un flujo de lava de 400 metros desciende por el volcán Pacaya de Guatemala
En un boletín, el Instituto Nacional guatemalteco de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología indicó que el Pacaya, que en los últimos meses ha mantenido episodios de incremento de actividad, tiene una desgasificación de color blanca a unos 30 metros que se dispersa hacia el suroeste.

Señaló que se registra un tremor (vibración interna) debido al arrastre del flujo de lava y el ascenso de magma.

El flujo apareció el sábado en el cráter activo del volcán desde 1961, pero en las últimas horas aumentó cien metros de tamaño, aunque por el momento no afecta a comunidades o aldeas cercanas.

El volcán, de 2.562 metros de altura, está a unos 40 kilómetros al suroeste de Ciudad de Guatemala, en el municipio de San Vicente Pacaya, en el departamento de Escuintla.

Guatemala tiene 32 volcanes de los que tres -Pacaya, Santiaguito y Fuego- están en constante actividad.

De hecho, el pasado 3 de junio, el de Fuego registró una de las erupciones más fuertes de su historia, con 113 muertos y unos 329 desaparecidos, además de dejar casi dos millones de afectados y cuantiosos daños materiales.

Este domingo, el volcán de Fuego tiene una desgasificación de color blanco, entre una y dos explosiones débiles por hora y una columna de ceniza de 4.300 metros de altura que se dispersa hacia el suroeste por la dirección del viento.

En sus flancos se generan avalanchas de bloques en dirección a las barrancas Seca, Cenizas o Las Lajas, pero el instituto advirtió de que se pueden producir lahares por las lluvias que se esperan.