Muchas compañías suizas están presentes en Irán y la Secretaría de Estado para Asuntos Económicos de Suiza ha recomendado a sus empresas que continúen sus relaciones e inversiones en el país persa, a pesar de las sanciones de EEUU.
Hasan Rohani (izq.), presidente de Irán, junto a su par suizo, Alain Berset, en rueda de prensa conjunta, Berna, Suiza, 2 de julio de 2018.

Hasan Rohani (izq.), presidente de Irán, junto a su par suizo, Alain Berset, en rueda de prensa conjunta, Berna, Suiza, 2 de julio de 2018.
"El gobierno suizo lamenta el deterioro de la situación creado por las sanciones de EEUU contra Irán. Sin embargo, hace un llamamiento a las empresas suizas para que continúen sus relaciones comerciales con la República Islámica de Irán", dijo el jueves el gobierno suizo.

"Las sanciones de EEUU no afectan a la situación legal de Suiza con respecto a Irán. Suiza lamenta que la situación en relación a Irán se haya deteriorado nuevamente", dijo Fabian Maienfisch, miembro de la Secretaría de Estado de Economía.

"El gobierno federal suizo defenderá sus intereses económicos, pero no puede dictar a las empresas cómo lidiar con los acontecimientos. El gobierno las insta a continuar sus relaciones comerciales con Irán y a mantenerse informadas de los acontecimientos", agregó.

El jueves 9 de agosto, la compañía farmacéutica suiza Roche anunció su decisión de mantener su cooperación con Irán para satisfacer las necesidades médicas del país.

La compañía suiza Nestlé, la compañía de alimentos más grande del mundo, que produce alimentos, leches, cereales infantiles enriquecidos y agua embotellada en Irán, anunció el martes (7 de agosto) que no veía ningún impedimento para continuar sus actividades en Irán. a pesar del regreso de las sanciones de EEUU contra ese país.