El presidente chino, Xi Jinping, abogó hoy por que Pekín y Moscú trabajen juntos para hacer frente al proteccionismo y "acciones económicas hostiles" y enfoques unilaterales, en una clara referencia a las políticas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
Japan's Prime Minister Shinzo Abe (L) and Russia’s President Vladimir Putin
© Donat Sorokin/TASS
El primer ministro de Japón, Shinzo Abe (izq.) y el presidente de Rusia, Vladimir Putin.
En su intervención en una mesa redonda sobre cooperación interregional en el Foro Económico Oriental de Vladivostok (Lejano Este Ruso), donde se reunió con su homólogo, Vladímir Putin, Xi dijo que "vemos la globalización económica y una política multipolar, pero también vemos otras tendencias que van en contra de este desarrollo positivo".
"Vemos acciones unilaterales y acciones económicas hostiles, pero Rusia y China son buenos vecinos y socios. Tenemos una fuerte cooperación, tenemos un interés histórico fuerte en mantener y hacer más fuertes nuestras respectivas naciones. Ambos países entramos en una nueva era de cooperación y juntos podremos neutralizar los retos y riesgos que enfrentamos", recalcó.
Xi no mencionó directamente a Estados Unidos (EEUU), pero sus palabras se refieren a las políticas del presidente Trump y a las tensiones comerciales entre ambas potencias por la imposición mutua de aranceles a la importación de productos chinos y estadounidenses, respectivamente.

El mandatario chino dijo posteriormente, en la firma de varios acuerdos entre Rusia y China, que ha mantenido con Putin conversaciones "muy productivas" sobre un amplio rango de cuestiones bilaterales, comerciales y de inversión.

En este sentido, ambos países abogaron hoy por el uso de las divisas nacionales para las transacciones, pese a los continuados riesgos en la economía global, según dijo Putin.
"La parte rusa y china han confirmado su interés en un uso más activo de las divisas nacionales en transacciones bilaterales. Ello aumentará la estabilidad de los servicios banqueros en las exportaciones e importaciones en las condiciones de riesgo actuales en los mercados globales", afirmó.
El mandatario ruso dijo que el comercio bilateral con China ha aumentado en casi un tercio y ha alcanzado los 50.000 millones de dólares en la primera mitad del año, y expresó su esperanza de que a finales de 2018 alcance el intercambio de bienes unos 100.000 millones de dólares.

Xi, a su vez, también destacó el aumento del 28 % del comercio chino con Rusia en el primer semestre, y recalcó los cada vez mayores lazos bilaterales en materia de transporte y aviación.

"Estamos aumentando nuestra cooperación en otras esferas, tales como las finanzas o la agricultura", afirmó, y la cooperación mejora tanto en "cantidad como en calidad".

Los dos países firmaron hoy una serie de acuerdos económicos, como la concesión por parte del Banco del Desarrollo de China (BDC) al banco ruso estatal para el desarrollo y el comercio exterior Vnesheconombank (VEB) por valor de 12.000 millones de yuanes (unos 1.750 millones de dólares).