La misión TESS, lanzada por la NASA en mayo, en su búsqueda de otro planeta Tierra en el universo, ha facilitado imágenes de una docena de constelaciones.
nasa

La NASA capturó esta franja de estrellas y galaxias en el cielo meridional durante un período de 30 minutos, martes 7 de agosto de 2018.
La misión del Satélite de Sondeo de Exoplanetas en Tránsito (TESS, por sus siglas en inglés) lanzada por la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de EE.UU. (NASA, por su acrónimo en inglés) en busca de otro planeta Tierra entre la multitud de exoplanetas, envío unas imágenes captadas por sus cuatro cámaras, que el lunes publicó el organismo aeroespacial estadounidense.

La misión, que se proyectó para proporcionar datos valiosos a fin de ayudar a los científicos a descubrir y estudiar emocionantes nuevos exoplanetas, o planetas más allá del Sistema Solar, transmitió una imagen científica de 'primera luz' tomada el 7 de agosto durante un período de 30 minutos correspondiente al cielo visible desde el hemisferio sur.

Observando con detalle las imágenes se ve unas líneas negras que son espacios entre los detectores de la cámara. Las imágenes incluyen partes de una docena de constelaciones, desde Capricornus hasta Pictor, y tanto las Grandes y Pequeñas Nubes de Magallanes, las galaxias más cercanas a las nuestras.

El pequeño punto brillante sobre la Pequeña Nube de Magallanes es un cúmulo globular, una colección esférica de cientos de miles de estrellas, llamada NGC 104, también conocida como Tucanae 47, debido a su ubicación en la constelación austral Toucana, el Tucán.

Dos estrellas, Beta Gruis y R Doradus son tan brillantes que saturan toda una columna de píxeles en los detectores de la segunda y cuarta cámaras del TESS, creando largos puntos de luz.

Las cámaras del TESS, diseñadas y construidas por el Laboratorio Lincoln del MIT y el Instituto MIT Kavli, monitorean grandes franjas del cielo para buscar tránsitos.

Los tránsitos ocurren cuando un planeta pasa frente a su estrella vista desde la perspectiva del satélite, lo que provoca un descenso regular en el brillo de la estrella.

El TESS pasará dos años monitoreando 26 sectores durante 27 días cada uno, cubriendo el 85 por ciento del cielo. Durante su primer año de operaciones, el satélite estudiará los 13 sectores que componen el cielo del sur. Luego el TESS recurrirá a los 13 sectores del cielo del norte para llevar a cabo una segunda exploración de un año