Los servicios de emergencias trabajan para localizar a cinco personas desaparecidas.
precipitaciones Mallorca
© Atlas
La plaza principal de Sant Llorenç se inundó completamente durante las fuertes precipitaciones
Las fuertes lluvias y el desbordamiento de torrentes ayer en Sant Llorenç des Cardassar y s'Illot, al este de Mallorca, han provocado que haya al menos cinco muertos y cinco personas desaparecidas. Tal y como ha explicado en RAC1 la consellera de Hacienda Balear, Catalina Cladera, el municipio está impracticable, con siete carreteras cortadas.


Las clases han quedado suspendidas. Tres personas resultaron heridas durante las trombas de agua y fue necesario evacuar a un centenar de vecinos. La consellera, de la que depende el ámbito de emergencias, ha pedido a los mallorquines de la zona que en la medida de lo posible eviten los desplazamientos.

Cuatro muertos en Sant Llorenç y uno en s'Illot

El municipio más afectado, con diferencia, es el de Sant Llorenç, aunque la quinta víctima mortal se ha registrado en s'Illot, un pueblo vecino ubicado en el municipio de Son Servera. Según ha detallado el servicio del 112 de Baleares, ha muerto como consecuencia directa de las tempestas.

Entre las personas fallecidas se encuentra una mujer que fue localizada por efectivos de la Guardia Civil en su vivienda de Sant Llorenç. Otra es una persona de edad avanzada y movilidad reducida que fue hallada en el sótano de su domicilio en la calle Ordinas. Del resto de muertos no se ha facilitado información de momento.

Hay cinco desaparecidos confirmados

Todos los servicios de emergencias disponibles, Guardia Civil, bomberos, policías locales y efectivos de Protección Civil, trabajan desde anoche en la zona afectada por los desbordamientos tratando de auxiliar a personas atrapadas y de localizar a los cinco desaparecidos, que fueron vistos en situaciones de peligro por el desbordamiento de los torrentes.

En torno a un centenar de personas han pasado la noche en el polideportivo de Manacor, habilitado junto a otros espacios públicos para acoger a quienes no pueden llegar a sus casas o han tenido que abandonarlas a causa de las inundaciones o daños sufridos por las torrentadas.

precipitaciones Mallorca
© Atienza / EFE
El Polideportivo Miguel Ángel Nadal, en la localidad mallorquina de Manacor, acoge a las personas afectadas por las fuertes lluvias caídas en la localidad mallorquina de Sant Llorenc des Cardassar
Según la última información del Consell de Mallorca, nueve carreteras de la zona este de la isla de Mallorca permanecen cerradas a causa de los desbordamientos de torrentes y las inundaciones.

Hasta 220 litros de agua por metro cuadrado cayeron en la tarde del martes en la zona de Sant Llorenç, según el Govern balear. El Servicio de Emergencias del 112 pide a todos los vecinos que permanezcan en sus casas y que ningún alumno vaya a clase en los colegios de los municipios de Sant Llorenç, la Colònia de Sant Pere, Artà y Son Servera.
El Servicio de Emergencias 112 informaba durante la madrugada de que quedaban habilitados los polideportivos Miquel Àngel Nadal y Na Capellera, de Manacor, y el pabellón Es Pinaró, de Son Servera, para atender a las personas afectadas por las fuertes lluvias caídas en esta zona del noreste de la isla.
Los daños materiales causados por el desbordamiento del torrente son muy cuantiosos, según testigos presenciales de la riada y de los servicios de emergencia desplazados al lugar.

El Ministerio de Defensa anunció la llegada desde Valencia a Mallorca durante la mañana de este miércoles de 80 efectivos y 7 vehículos del III Batallón de la Unidad Militar de Emergencias (UME) para hacer frente a esta crisis.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha expresado a través de Twitter su "solidaridad y apoyo a las familias y amigos de las víctimas mortales, y a todos los afectados por estas trágicas inundaciones".

La Unidad Militar de Emergencias (UME) ha desplazado hasta Mallorca un centenar de efectivos, ocho vehículos, una embarcación, tres helicópteros y tres perros de rastreo para sumarse a las labores de búsqueda de víctimas y auxilio a los afectados.

La UME desplaza a Mallorca un centenar de efectivos

A primera hora de la madrugada partió de Valencia un barco con 18 militares que transporta asimismo 8 vehículos todoterreno y una embarcación que se incorporarán al dispositivo desplegado en el Levante mallorquín por los cuerpos de seguridad y emergencias civiles.