El gobierno de Estados Unidos retirará el resto del personal diplomático de Venezuela esta semana, dijo el lunes el secretario del Departamento de Estado estadounidense, Mike Pompeo, citando "el deterioro de la situación" en la nación sudamericana envuelta en una severa crisis.

embajada embassy US Caracas Venezuela
© REUTERS / Marco Bello
La embajada de Estados Unidos en Caracas.
"Estados Unidos retirará a todo el personal restante de la embajada de Venezuela esta semana. Esta decisión refleja el deterioro de la situación en Venezuela, así como la conclusión de que la presencia del personal diplomático de Estados Unidos en la embajada se ha convertido en una restricción para la política de Estados Unidos", escribió Pompeo en su cuenta en Twitter el lunes por la noche.



Comentario: ¿Por qué era "una restricción para la política de Estados Unidos" la permanencia de diplomáticos de ese país en Venezuela? Por mucho que lo pensamos, sólo se nos ocurre una posibilidad: EE.UU. quiere incrementar la presión y el caos sobre Caracas, y para ello es necesario cancelar todas las posibles vías de diálogo y poner a salvo a su personal sobre el terreno.


Pompeo había dicho anteriormente el lunes que los problemas de Venezuela, -que lleva varios días en apagón y donde se han agudizado la escasez y malas condiciones de vida-, no es culpa de Estados Unidos sino del socialismo prometido por el presidente en disputa, Nicolás Maduro.

También culpó Pompeo a Cuba y Rusia por apoyar a Maduro.


Comentario: Según Pompeo, "Cuba es el verdadero poder imperialista en Venezuela". ¡Claro! ¿Cómo nos pudimos haber olvidado de esa súper potencia global, el Gran Imperio de la Habana, que ha intervenido en los procesos democráticos de 81 países entre 1946 y 2000? ¡Ah no, espere un segundo! Ese fue Estados Unidos.


La medida sigue a la decisión del pasado 24 de enero, cuando Washington redujo el personal diplomático al mínimo, justo un día después de que el líder opositor, Juan Guaidó, asumió como presidente interino del país.


Comentario: Corrección: Guaidó no "asumió" nada; se autoproclamó, sin legitimidad alguna.


La Asamblea Nacional de Venezuela, que lidera Guaidó, aprobó el lunes el "estado de alarma nacional" por el apagón de cinco días que tiene paralizadas las exportaciones de petróleo, las clases y las labores han sido suspendidas, mientras que millones de venezolanos luchan para encontrar comida y agua.

El gobierno en disputa de Maduro dice que se trata de ataques procedentes del exterior a su sistema eléctrico y culpa directamente a Estados Unidos y a Guaidó de la situación.