EE.UU. actualmente se enfoca en buscar que los países desarrolladores de ese gasoducto garanticen el paso de energía a través de Ucrania, precisa el secretario de Estado estadounidense.
nordstream 2
© Axel Schmidt / Reuters
Tendido de tuberías para el Nord Stream 2 en el golfo de Helsinki en Finlandia, el 23 de diciembre de 2018.
Los intentos de EE.UU. por obstaculizar el proyecto energético Nord Stream 2 no han dado frutos, según reconoció el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, en una audiencia ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de su país.


Comentario: Tal vez Pompeo está dando dichas declaraciones para intentar buscar fondos para un nuevo esfuerzo propagandístico, sin embargo es muy cierto: Europa está ignorando a EEUU y sus deseos de que se comporte de una manera que va en contra de su propia existencia.


"Hemos hecho todo lo posible para disuadir a los europeos, principalmente a los alemanes, de la construcción del Nord Stream 2, pero al día de hoy lo hemos hecho sin éxito", aseveró Pompeo este miércoles.

El diplomático afirma que la mayoría de los países de la OTAN perciben como un "riesgo" este gasoducto por sus beneficios para Rusia. Precisa además que entre los esfuerzos norteamericanos para influenciar el curso del proyecto se cuenta buscar "como mínimo" garantías de que parte de la energía pase por Ucrania.


Comentario: Lo que EEUU aún no percibe es que su falta de éxito se debe a que el gasoducto también es beneficioso para Europa.


El Nord Stream 2, sin embargo, corresponde a una expansióndel actual gasoducto Nord Stream que no obstaculiza el tránsito de gas ruso por Ucrania. Berlín ha optado por mantenerse firme en su decisión y divorciar el calentamiento de sus hogares de la política e intereses de Washington.

Politizar el Nord Stream

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, ha afirmado que, si Alemania persiste en construir el gasoducto, "su economía podría acabar siendo cautiva de Rusia". "No podemos asegurar la defensa de Occidente si nuestros aliados llegan a depender de Rusia", acotó.

En agosto del 2018, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, y la canciller alemana, Angela Merkel, subrayaron la necesidad de concretar esta iniciativa y protegerla de terceros países, y destacaron que politizar la expansión del Nord Stream corresponde a un error.
  • El Nord Stream 2 permitirá duplicar el suministro de gas natural desde Rusia hasta Alemania a través del mar Báltico.
  • El gasoducto podrá abastecer a 26 millones de hogares y reducir considerablemente el coste de energía en las desmesuradas facturas de los ciudadanos europeos.