Tifón songda
© Efe
Temporal no tocará tierra sino que rodeará el litoral. Por tanto, la región de Bicol será afectada con lluvias torrenciales en zonas propensas a corrimientos de tierras
Las autoridades de Filipinas empezaron hoy a evacuar a 250.000 ciudadanos ante la llegada a la costa oriental del archipiélago del tifón "Songda", que continúa ganando fuerza y presenta ya vientos sostenidos de hasta 150 kilómetros por hora.

El temporal en principio no tocará tierra sino que rodeará el litoral antes de encaminarse a Taiwán, según el servicio nacional de meteorología, Pagasa.

"Songda" traerá a la región de Bicol en la isla de Luzón lluvias torrenciales a zonas propensas a corrimientos de tierras y cercanas al volcán Mayón.

El gobernador de la provincia de Albay, Joey Salceda, ordenó despachar camiones militares para sacar a la población amenazada y ofreció a cada familia cinco kilos de arroz si se comprometen a mantenerse a salvo hasta que pase el tifón.

Colegios y oficinas públicas han sido cerradas y unas 7.000 personas están varadas en los puertos porque la Guardia Costera impide zarpar a los barcos.

"Songda" se encuentra ahora a unos 250 kilómetros de la isla de Samar y se desplaza en dirección noroeste a una velocidad aproximada de 9 kilómetros por hora.

Pagasa ha elevado la alerta al nivel 2 en una escala sobre 5 en las provincias de Catanduanes, Sorsogon, Albay, Camarines Sur, Camarines Norte y Samar, mientras los meteorólogos no descartan que el temporal golpee durante el fin de semana Manila.

La capital filipina lleva días sufriendo fuertes aguaceros e inundaciones en algunas zonas.

El presidente, Benigno Aquino, ha dado instrucciones para que esta vez las agencias gubernamentales hagan su trabajo y se logre el objetivo de cero víctimas mortales.

Un total de 33 personas han fallecido este mes por la tormenta tropical "Aere", la primera de la estación lluviosa que cada año deja un balance de 15 a 20 tifones en Filipinas.