Irán está tratando de apuntalar sus relaciones con Turquía, luego de mantener una serie de reuniones con los gobiernos de Irak y Siria en las últimas semanas.
El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif,

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, junto a Recep Tayyip Erdoğan, presidente de Turquía.
El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, viajó a Ankara donde se reunió con el ministro de Relaciones Exteriores de Turquía y brindaron una conferencia de prensa conjunta.

Turquía criticó las sanciones de Estados Unidos contra Irán, en momentos que funcionarios turcos están en Washington tratando de poner fin a una crisis con los Estados Unidos.

Zarif dijo que Estados Unidos quiere controlar las relaciones con otros países, insinuando que Turquía no debe ser influenciada por las opiniones de los Estados Unidos.
"No permitiremos que Estados Unidos cuestione nuestros negocios con otros países", dijo el canciller del gobierno islámico.

Comentario: Esto es una respuesta a EEUU que ahora se lanzado a sancionar con dureza a todo empresario, sociedad, Estado o banco no estadounidense que ose cooperar con Irán. Sanciones a bancos alemanes y británicos, exportadoras turcas, etc, como estrategia para asfixiar a Irán.


En tanto, el ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, deslizó que las sanciones de Estados Unidos contra Irán eran "incorrectas".

Turquía ha expresado esta opinión anteriormente. El ministro de Finanzas turco, Berat Albayrak, se encuentra en Washington y el ministro de Defensa de Turquía también se reunió recientemente con su par estadounidense.

Esto es parte de la política que Turquía está tratando de llevar a cabo, tratando de ser aliados con los Estados Unidos y Rusia y también llegar a Irán.

Después de años en los que Turquía tuvo muchas dificultades con sus vecinos, como derribar un avión ruso en la frontera con Siria y oponerse al papel de Irán en la guerra civil siria, Ankara está intentando maniobrar para ser esencial para cada país.

Irán quiere jugar en este rompecabezas porque necesita a Turquía como una salida para su economía y porque Turquía es una economía fuerte, a diferencia de Irak y otros vecinos, que tienen muchos más problemas.