volcan popocatépetl
© Desconocido
Hace un par de días cuando el Volcán Popocatépetl emitió una fumarola de más de 900 metros de altura
Ante la reciente actividad del volcán Popocatépetl, la cual ocasionó la caída de ceniza en los municipios de los Altos de Morelos, la dirección regional de Protección Civil, a través de su titular, José de Jesús Hernández Mendoza emitió recomendaciones para evitar afectaciones en la salud por consecuencia de la misma, ya que a pesar de que no es tóxica si es erosiva e irritante, "por ello debe evitarse su aspiración y su ingestión", indicó.

Fue hace un par de días cuando el Volcán Popocatépetl emitió una fumarola de más de 900 metros de altura ocasionando la caída de ceniza en varios municipios de la región de los Altos de Morelos, y que motivó preocupación entre la población, la cual al no saber que hacer optó por introducirse en sus hogares y no salir durante toda la noche.

Por tal motivo la dirección regional de Protección Civil emitió recomendaciones a fin de evitar que la ceniza dañara la salud de la gente, pues a pesar de que no es tóxica si puede traer complicaciones respiratorias y en la piel.

El entrevistado dijo que los daños que puede causar la ceniza del volcán dependen de la distancia a la que uno se encuentre del cráter, y del espesor de la misma depositada en las superficies, "la ceniza por si misma no es tóxica, sin embargo, si la vemos al microscopio podemos observar que esta formada por fragmentos muy finos de roca parecidos al vidrio molido, por lo que es erosiva e irritante, por ello debe evitarse su aspiración y su ingestión.

Asimismo la ceniza acumulada sobre techos genera una carga sobre éstos, la cual aumenta considerablemente si se humedece o se moja, por ello debe evitarse la acumulación de ceniza en techos, barriéndola y guardándola en bolsas, ya que tirarla a la calle puede causar obstrucciones serias al drenaje, además que la ceniza puede posteriormente incorporarse a suelos de jardines o macetas ya que es benéfica para las plantas.

Ante lo expuesto, Hernández Mendoza dijo que las medidas de prevención son el de proteger ojos, nariz y boca, así como evitar hacer ejercicio; cerrar puertas y ventanas y sellar con trapos húmedos las rendijas y las ventilas, para limitar la entrada de polvo a casas y edificios y sacudir la ceniza con plumeros para que no se rayen las superficies; tapar tinacos y otros depósitos para que no se ensucien y cubrir aparatos, equipos y automóviles para que no se deterioren ni rayen.

Además es preciso que en caso de continuar cayendo ceniza se debe de quitar para evitar que se acumulen en techos ligeros (de lámina, cartón, triplay, lona y otros parecidos), porque pueden hacer que se caigan por el exceso de peso, al igual que si se moja, aumentará de peso como si fuera una losa de cemento, por lo que no se debe tratar de quitarla con agua.

"Como ciudadanos debemos de recoger en costales o bolsas de plástico las cenizas que se acumulen en los techos, suelos y calles para que no se tape el drenaje; tratar de que circule la menor cantidad posible de automóviles; ser precavidos y pacientes, porque el tráfico se puede volver lento al ponerse resbaloso el piso y por último buscar información confiable, no creer ni repetir rumores", dijo.