El canciller ruso ha afirmado que entregó a Pompeo un memorando que "relata no ficticias, sino evidencias reales de la injerencia de EE.UU. en la política interna de Rusia".
Serguei lavrov
© AP
El canciller ruso, Serguéi Lavrov, antes de su reunión con el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, en Sochi, Rusia, el 14 de mayo de 2019.
En la rueda de prensa celebrada tras la reunión en Sochi entre el canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, y el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, el ministro ruso ha comentado la supuesta injerencia de Moscú en las elecciones presidenciales del país norteamericano.

Lavrov ha afirmado que entregó a Pompeo un memorando no oficial que "relata no ficticias, sino evidencias reales de la injerencia de EE.UU. en la política interna de Rusia". Como ejemplo, ha citado una legislación aprobada por el Congreso estadounidense en la que "se le encomienda al secretario de Estado de EE.UU. promover la democracia en Rusia, directamente y mediante el trabajo con organizaciones no gubernamentales rusas. Para tal fin se asignan anualmente 20 millones de dólares", ha agregado.

Asimismo, Lavrov ha revelado que entregó a Pompeo una copia de un artículo publicado en 1987 por un periódico estadounidense que advertía que la "Union Soviética intentará influir en las elecciones presidenciales de EE.UU." de 1988. "Se puede hablar sobre este tema infinitamente, pero hasta que no tengamos hechos concretos sobre la mesa, no podremos discutirlo de manera adulta", ha recalcado el canciller ruso.


Comentario: Este es precisamente el problema, la intención de los medios de comunicación en EEUU no es llegar a solucionar los alegatos, la intención es mantener viva una narrativa para poder continuar justificando el comportamiento agresivo contra Rusia.


Hablando sobre la campaña presidencial en EE.UU. en 2016, el ministro ruso ha recalcado que "desde 2013 existe un canal [entre Rusia y EE.UU.] para el intercambio de información sobre los posibles riesgos no deseados en el ciberespacio, y desde octubre de 2016 y hasta enero de 2017 en este canal hubo tráfico de solicitudes y respuestas". Lavrov ha subrayado que hace poco, cuando "los ataques contra Rusia en relación con la presunta injerencia en las elecciones llegaron a su apogeo", la parte rusa propuso publicar este intercambio de mensajes.

Sin embargo, ha señalado el canciller ruso, "la parte estadounidense bloqueó la publicación de estos datos", aunque Moscú "está convencida de que su publicación eliminaría una gran parte de las invenciones que ahora se están propagando".
"Vuelvo a confirmar que queremos y estamos listos para enfrentar los problemas que surgen en el ciberespacio con nuestros colegas estadounidenses, haciéndolo de manera profesional, sin emociones, ideologización y politización, y sin intentos de hacer de esto casi un tema principal en la lucha política interna en EE.UU.", ha afirmado Lavrov.