Este martes, el Departamento de Estado revelaba que recopila información acerca de un presunto ataque químico en el noroeste de Siria ocurrido supuestamente este 19 de mayo.
alepo syria
© Omar Sanadiki / Reuters
Hassan Ahmed al-Aoul con su familia en el balcón de su casa en Alepo, Siria, el 13 de abril de 2019
Estados Unidos no dispone de momento de la información necesaria para confirmar el uso de armas químicas en la provincia de Idlib, ha admitido este miércoles el enviado especial estadounidense en Siria, James Jeffrey.
"Lo estamos siguiendo [por la situación en Idlib] muy de cerca, así como los reportes sobre el uso de armas químicas. Hasta ahora no podemos confirmarlo, pero lo estamos observando", declaró Jeffrey.
Este martes, el Departamento de Estado de EE.UU. reveló que recopila información acerca de un presunto ataque químico registrado supuestamente en el noroeste de Siria este 19 de mayo. "Desafortunadamente, seguimos viendo signos de que el régimen de [Bashar al] Assad podría estar renovando el uso de armas químicas", reza un comunicado de la citada área del Gobierno estadounidense.


Comentario: Así que EEUU puede estar a punto de reiniciar su retórica en contra de Siria. Y como de costumbre los vasallos de Washington empiezan a hacer declaraciones al respecto:
"Francia vuelve a confirmar su postura inalterable contra el uso de armas químicas y apoya las sanciones contra los autores de ataques químicos", afirmó un representante del Ministerio de Exteriores francés.
Sin siquiera cuestionar su veracidad.


El anuncio desde Washington se produce después de que el Ministerio de Defensa ruso denunciara los preparativos por parte de los terroristas del grupo Hayat Tahrir al Sham (afiliado al Frente Al Nusra) para escenificar ataques químicos en la provincia de Idlib, en el oeste de Siria, y en sus alrededores.

Según los militares rusos, los extremistas han reunido un grupo de civiles en la ciudad de Saraqib para que tomen parte en el montaje, en el que también participan especialistas médicos que recibieron entrenamiento "bajo la dirección de oficiales de Inteligencia de EE.UU.".