El todavía diputado relata su experiencia en el Congreso en una entrevista en la que llama a la unidad del independentismo.
propaganda,Oriol Junqueras,federalismo
© Efe
El apretón de manos entre Pedro Sánchez y Oriol Junqueras en el Congreso.
El presidente de ERC, Oriol Junqueras, avisa: "Nos quieren castigar, pero no nos conocen. No podrán detenernos. No nos rendimos nunca. La prisión no deja de ser una fase más para conseguir la libertad y la república catalana".

En su primera entrevista concedida tras su paso por el Congreso de los Diputados, el dirigente llama a la unidad entre las fuerzas independentistas y señala el objetivo a batir: "No estoy de acuerdo en que haya tensión entre los represaliados. Todo el mundo tiene muy claro que el adversario común es el Estado y en ningún caso los compañeros de viaje".


Comentario: Los oligarcas separatistas son parte del estado de partidos español: ELLOS MISMOS SON ÓRGANOS DEL ESTADO ESPAÑOL, y es por eso que hicieron un golpe de Estado intentando cambiar su situación personal y llevarse "un pedazo del Estado español" para si mismos, y también territorio y recursos de todos los españoles. La culpa de que semejantes mamarrachos hayan
intentado destruir España la tiene la constitución de la antidemocrática partidocracia española que permitió y permite que haya partidos estatales separatistas financiados por el pueblo y que puedan atentar contra el Estado, y peor, contra la nación española misma. En cualquier caso, la jugada de los oligarcas separatistas no ha salido bien, pero seguirán intentando dar nuevos golpes de Estado para dejar de depender de la capital Madrid y pasar a depender de Bruselas directamente. O sea, los oligarcas separatistas
no quieren independencia ni soberanía alguna, sino otro tipo de "encaje" en la Unión Europea, en un nuevo federalismo para Europa occidental.


En un cuestionario respondido desde Soto del Real a VilaWeb, Junqueras califica como "emocionante" su breve experiencia en la Cámara Baja el lunes para recoger el acta y el martes para prometer el cargo "como preso político" y "por imperativo legal".

"Tuvimos la oportunidad de hacer política en el lugar que corresponde, pero, sobre todo, pudimos mirar a la cara a aquellos que no han querido hablar y decirles nuevamente que existimos, que somos muchos, que persistimos, que ganaremos y que, por mucho que se resistan, deberán dialogar a toda costa".


Comentario: "Dialogar", en la nelengua de los parásitos del estado de partidos, significa pactar y repartirse el dinero de los contribuyentes.


Quiere presidir la Comisión Europea

Ahora, continúa el exvicepresidente de la Generalitat de Cataluña, su mirada está puesta en las elecciones europeas del domingo, en las que también es candidato: "Quiero llevar al corazón de Europa la represión y la denuncia de la regresión democrática de España. No hay nada más rompedor en este sentido que un preso político saliendo de prisión para entrar en el Parlamento Europeo avalado por una nueva victoria en las urnas".

Eso sí, recalca que Europa le "decepcionó" en relación con el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017. "Queremos cambiar la Europa de los Estados por la Europa de los pueblos y los ciudadanos; de los derechos y las libertades, con las personas en el centro".