Volcá Taal
© Google Maps
El volcán Taal, imagen de satélite de Google Maps
El Instituto de Vulcanología y Seismología de Filipinas (Philvocs) advirtió de un ´extraordinario aumento en la actividad sísmica´ en torno al volcán Taal en las pasadas 24 horas, entre las 08.00 del domingo y las 08.00 de hoy, cuando se registraron al menos 115 temblores, algunos de hasta intensidad IV y que fueron acompañados de retumbos.

Según mediciones la semana pasada en el agua del cráter, la temperatura en el lago aumentó de 32,5 grados centígrados a 32,8 grados, al tiempo que se detectó un aumentó de acidez, al pasar el pH de 2,83 a 2,67. Otras mediciones realizadas a principios de mes apuntan a un aumento en la emisión de dióxido de carbono, en torno a las 2.057 toneladas diarias, el doble de una emisión considerada normal.

Phivolcs mantiene la alerta 2 en torno al Taal, de 311 metros de altura y 65 kilómetros al sur de Manila, para denotar la subida de magma hacia la superficie. También reitera la prohibición de acceder a algunas zonas del volcán ante el riesgo de explosiones de vapor inesperadas y por las emisiones de dióxido de carbono, que puede ocasionar la muerte a personas, animales y plantas.

El Taal ha entrado en erupción en al menos 33 ocasiones, la última de ellas en 1977.

Otros volcanes sobre las que hay establecidas alerta son el Mayon, de 2.460 metros de altura y 330 kilómetros al sureste de Manila, y el Bulusan, de 1.565 metros de altura y 390 kilómetros al sureste de la capital. Philvocs mantiene la alerta 1, de un tramo de 0 a 5 -máximo-, en ambos cráteres, que en las pasadas 24 horas sólo registraron cero y un temblor, respectivamente.