El periodista saltó a la fama en 'Esta noche cruzamos el Mississippi' al hablar de los "auténticos responsables" de los crímenes.
Juan Ignacio Blanco

Juan Ignacio Blanco
En las últimas horas ha fallecido en Madrid Juan Ignacio Blanco, el periodista y criminólogo que intentó sacar a la luz la que aseguró era la "verdad" de las niñas de Alcàsser. Desde 1992 y junto al padre de una de las menores asesinadas, Fernando García, se convirtió en el investigador extraoficial de un caso que conmocionó al opinión pública. De hecho, saltó a la fama gracias a Pepe Navarro y su participación en Esta noche cruzamos el Mississippi. Su testimonio dando los nombres y apellidos de los que él sostenía que eran los "auténticos responsables" de los asesinatos, le llevaron a ser condenado por injurias y calumnias.

En las últimas semanas, sus teorías alternativas sobre grabaciones de películas snuff, por ejemplo, han vuelto a conocerse gracias a la emisión 27 años después del documental sobre el caso en Netflix.

Juan Ignacio Blanco, que arrastraba una larga enfermedad en los últimos años, fue "el que más profundizó en la búsqueda de la verdad sobre las niñas de Alcàsser". Así comunicaba el criminólogo Carlos G. Barrett en su perfil de Facebook la triste noticia. Sus restos se encuentran en el Tanatorio de San Lorenzo de El Escorial, y este viernes se celebrará un responso en su memoria en dicha localidad madrileña.

Esta noche cruzamos el Mississippi fue la plataforma que le dio la fama como el investigador extraoficial de los asesinatos de Miriam, Toñi y Desirée. Acompañado por uno de los padres, Fernando Blanco, ambos se dedicaron durante años de añadir a la lista de asesinos a más personas. Y no solo a Antonio Anglés y Miguel Ricart.

27 años después y gracias a un documental sobre el caso realizado por Netflix, la historia de las niñas de Alcàsser vuelve a estar de actualidad y el nombre de Juan Ignacio vuelve a escucharse. Curiosamente, el mismo día que se encontraban restos humanos en la fosa donde aparecieron las menores, Blanco fallecía. "Algún día se sabrá toda la verdad y será honrado su nombre donde esté", asegura su amigo Barrett.

Casi tres décadas después, el enigma sobre lo que pasó con las niñas de Alcàsser podría estar más cerca de conocerse.