Las finanzas son, junto a la seguridad personal, uno de los detonantes más frecuentes de este trastorno.
Revisiones: Por qué ajustar tu presupuesto puede ayudarte a reducir la ansiedad
© grinvalds / Getty Images/iStockphoto
La seguridad económica tienen un gran impacto en el bienestar mental de una persona
Después de las vacaciones, mirar la app del banco o revisar lasfacturas del mes puede producir un pinchazo en el estómago. Es probable que, en algunos casos, esa toma de contacto con nuestra realidad económica, la relación con las finanzas personales, provoque incluso ansiedad. Llevar un estilo de vida que desencadena cuentas domésticas en negativo suele traer quebraderos de cabeza y más de alguna noche en vela. Son síntomas comunes frente a un estado monetario descontrolado.

Es un hecho que incluso avala la ciencia. En una investigación desarrollada por la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) se desvelaron cuales eran los detonantes más frecuentes de la ansiedad. Para el 66% de los encuestados resultó ser mantener a lafamilia a salvo y las finanzas.

Por qué ajustar tu presupuesto puede ayudarte a reducir la ansiedad
© valentinrussanov / Getty Images/iStockphoto
La mala gestión del dinero acarrea muchos quebraderos de cabeza y enfados
"Estos resultados refuerzan el hecho de que las necesidades básicas, como seguridad personal o las finanzas, tienen un gran impacto en el bienestar mental de una persona", comentó en un comunicado, Altha Stewart, presidenta de la APA. Que el estrés se apodere de la relación con el dinero es una situación de la que cada uno es responsable, aunque también tiene cierta culpa el sistema que nos rodea.

El origen

Créditos que satisfacen deseos pero no dan felicidad

Es muy frecuente recibir en el móvil propuestas de créditos a los que se accede con un solo clic. No tienes que moverte de tu casa para conseguirlos y a través de ellos muchos deseos de consumo se pueden ver resueltos. "El mensaje que se manda a la sociedad es: disfruta ahora y lo pagarás fácilmente, reunifica tus deudas...". Sin embargo, este comportamiento va en contra de lo que evidencian los estudios sobre felicidad. Proporciona más felicidad ahorrar primero y gastar después", indica la psicóloga Silvia Álava.

Contratar créditos o préstamos para satisfacer compras superfluas es uno de los motivos que nos llevan a poner en peligro la estabilidad de la cuenta bancaria. Pero no es lo único. El precio del alquiler en ascenso, facturas de servicios básicos descontroladas y salarios precarios también se suman a la ecuación y contribuyen a que las finanzas nos desestabilicen y nos provoquen ansiedad.

"La mala gestión del dinero puede acarrear más de un quebradero de cabeza y muchos enfados", indica Lupina Iturriaga, fundadora y CEO de la aplicación Fintonic. Como ella misma indica, el más evidente es llegar justos o no llegar a fin de mes. "También sentimosimpotencia cuando no sabemos de dónde vienen algunos cobros de comisiones, cargos duplicados y cada vez es más habitual que nos lleguen quejas de personas que no saben si están pagando demasiado por sus facturas de energía, agua, teléfono, alarma ... y no tienen las fuerzas o el tiempo suficiente para solucionarlo", añade.

Por qué ajustar tu presupuesto puede ayudarte a reducir la ansiedad
© Kritchanut / Getty Images/iStockphoto
Recurrir al crédito para realizar compras superfluas desequilibra nuestras finanzas y también nuestra mente
Como decíamos, uno de los grandes detonantes de una situación financiera poco saludable es adquirir objetos, servicios o bienes que nuestro bolsillo o nuestra cuenta corriente en realidad no pueden soportar. "Estar obligado a pagar una letra llena de intereses provoca un alto grado de frustración y ansiedad. Muchas veces las entidades que ofrecen los créditos no suelen explicar muy bien las condiciones o el tipo de interés. Lo ponen todo muy fácil y ante esto hay que tener la cabeza muy fría", para no sucumbir a las ofertas para aumentar nuestro consumo, comparte Álava.

A veces la voluntad falla, quizá por una falta de educación respecto a las finanzas personales. "Seamos realistas, además de no ser una asignatura obligatoria en la mayoría de los planes de estudio, los números suelen dar mucha pereza", comenta la fundadora de Fintonic, que comenta cómo este factor la llevó a crear una aplicación destinada a controlar el dinero y ahorrar. "Yo me formé en Administración y Dirección de Empresas y profesionalmente siempre he estado vinculada al área de finanzas; sin embargo, me volvía loca para organizarme en casa con hojas de cálculo eternas. Me di cuenta de que, si para mí era complicado, para otras personas tenía que ser muchísimo peor".

La solución

Control exhaustivo de gastos y ajustarnos a un presupuesto

Pese a que el sentido común intenta mantener el estado de cuentas en orden, cuando comienzan a llegar gastos inesperados comienzan a aparecer los problemas. Desde una reparación del coche, a unas vacaciones que están por encima de las posibilidades económicas personales o la pérdida de un empleo pueden motivar el desequilibrio de nuestro presupuesto, y con ello dar al traste con nuestro bienestar mal. "Está demostrado que el dinero no da la felicidad, pero hay que tener garantizados los gastos y un pequeño colchoncito para imprevistos. Por ello, hay que ajustar el nivel de expectativas y no dejarse llevar por la publicidad", aconseja Álava.

De ahí que para evitar que las finanzas se conviertan en un motivo más de estrés y ansiedad, la psicóloga recomiende llevar un control exhaustivo sobre los gastos y ajustarnos a nuestro presupuesto. " Hay que hacer un sumatorio con cuánto dinero entra y cuanto sale. Si se tiene muy claro cuál es el estado bancario y cuáles son los gastos mensuales se pueden controlar los que son superfluos y así saber de qué se puede prescindir", explica. Porque la mayor tranquilidad mental se tiene cuando no se debe nada.
"Hay que ajustar el nivel de expectativas y no dejarse llevar por la publicidad"

SILVIA ÁLAVA Psicóloga