Concejales de Cs, PP y Barcelona pel Canvi critican que en el anuncio los que realizan comentarios machistas lo hacen en castellano y la persona que les reprocha su actitud habla en catalán. La alcaldesa Colau responde a las críticas: "Queremos acabar con la violencia machista, en todos los idiomas".
Imagen del anuncio contra la violencia machista.
© Ayuntamiento de Barcelona
Imagen del anuncio contra la violencia machista.
Polémica por el uso del catalán y el castellano en un vídeo contra la violencia machista en el marco de una campaña del Ayuntamiento de Barcelona. Concejales de Cs, PP y BCN pel Canvi han criticado que en uno de los anuncios se ve a dos chicos en el que realizan comentarios machistas en castellano contra una joven mientras que uno tercero les reprocha esta actitud hablando en catalán.

A raíz de este vídeo, publicado coincidiendo con el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, los concejales de la oposición Luiz Guilarte (Cs), Eva Parera (BCN pel Canvi) y Josep Bou (PP) han escrito mensajes en las redes sociales mensajes criticando el uso del idioma en el spot.



Este vídeo se enmarca en la campaña de comunicación audiovisual #ElPresentÉsFeminista (#ElPresenteEsFeminista) en la que hay otros dos vídeos en los que son íntegramente en catalán con subtítulos en castellano.


En otras situaciones, en un anuncio se ve a un hombre con su hijo que critica con comentarios machistas en catalán a su exmujer por ir a clases de danza, mientras que en otro spot muestra a dos amigos de madrugada hablando en catalán y uno de ellos acosa a una mujer sola mientras que el otro le recrimina.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha reaccionado a las críticas y ha manifestado que "queremos acabar con la violencia machista, en todos los idiomas".

Por su parte, la teniente de alcaldía de Derechos Sociales y Feminismos, Laura Pérez, ha afirmado en declaraciones a Betevé que "la acusación de que se está señalando al castellanoparlante como agresor está fuera de contexto de la propia campaña".

"Dar esta explicación yo creo que se tiene que ser muy retorcido para ver una polémica lingüística en una campaña que lo que quiere poner en el centro son tres actitudes que se pueden dar en lo cotidiano, señalando que se puede hacer una cosa, que se puede intervenir", ha añadido Pérez.