El jefe del Centro ruso de Reconciliación en Siria, el mayor general Yuri Burenkov, denunció este jueves que el grupo de voluntarios "Cascos Blancos", presente en la nación árabe, junto al grupo terrorista Junta de Liberación del Levante, planean un falso atentado químico en la dependencia de Idlib.
Russian Syrian
© Reuters / Omar Sanadiki
Burenkov señaló a los cabecillas del grupo terrorista y de la presunta organización humanitaria como planificadores de nuevo escenario de "uso de sustancias venenosas", así como "la destrucción de infraestructura civil", en esta localidad.

Además, aseguró que en la última semana ha recibido información confirmada por la inteligencia rusa sobre la detección de envíos de lanzacohetes y vehículos blindados por los grupos terroristas hacia las cercanías de Abu Al-Duhur, en el sureste de Idlib.

Según las declaraciones del funcionario, la Junta de Liberación del Levante, en compañía de los "Cascos Blancos", desean realizar fotos y vídeos en los que se escenifiquen ataques químicos y sean compartidos en los medios de comunicación con la intención de inculpar al Ejercito Sirio, lo que justificaría un ataque en respuesta de Estados Unidos y sus aliados.


Esta situación pone en riesgo el proceso de paz que avanza gracias a la mediación de Rusia. Entretanto, el Gobierno sirio ha denunciado en varias ocasiones que los miembros de los "Cascos Blancos" se hacen pasar por una organización humanitaria, sin embargo, almacenan material químico nocivo en la ciudad de Idlib.