Un alto oficial de la Fuerza Aérea israelí admitió que ocho de los aviones de combate más avanzados del país sufrieron daños, tres de ellos de gravedad.
Cazas israelíes F-16 y F-15 durante el ejercicio multinacional 'Bandera Azul' en la base Ovda- lugar de la reciente i
© Jack Guez / AFP
Cazas israelíes F-16 y F-15 durante el ejercicio multinacional 'Bandera Azul' en la base Ovda- lugar de la reciente inundación- el 25 de noviembre de 2013.
Las intensas tormentas caídas en Israel la semana pasada inundaron los talleres de reparación y hangares de una base militar en el sur del país, causando daños valorados en varios millones de dólares en aviones de combate y equipos de mantenimiento, informa el diario Haaretz.

El personal militar acuartelado en el área cercana tuvo que ser evacuado, sin que se reporten heridos ni víctimas mortales.


Un alto oficial de la Fuerza Aérea israelí admitió de forma anónima al medio que ocho de los aviones de combate más avanzados del país sufrieron daños, agregando que estos podrían haberse evitado si los aparatos hubieran sido movidos del lugar con antelación, una opción que era técnicamente posible.

Tres de las aeronaves sufrieron daños graves, mientras que otras cinco sufrieron daños menores y podrán ser reparadas en las próximas semanas, detalló el oficial.

Asimismo, el militar culpó a las autoridades civiles por no construir sistemas de drenaje para aguas pluviales adecuados en la zona en la que se halla la base.