La coalición liderada por Estados Unidos en Siria abrió fuego contra civiles en el noreste del país en defensa propia, dijo el portavoz de la Operación Resolución Inherente, Myles Caggins, en un comunicado.
US Special forces
© CC0 / Staff Sgt. Jacob Connor / 5th Special Forces Group (Airborne)
"El 12 de febrero, las fuerzas de la coalición, que realizaban una patrulla cerca de Qamishli (noroeste), se encontraron con un puesto de control ocupado por las fuerzas del régimen pro sirio (...) Las tropas de la coalición emitieron una serie de advertencias e intentos de desescalada, pero la patrulla fue atacada con armas pequeñas por individuos desconocidos. En defensa propia, las tropas de la coalición devolvieron el ataque", afirmó Caggins.
Al menos un niño y un adulto fueron asesinados después de que las fuerzas estadounidenses abrieron fuego contra civiles en la aldea de Khirbet Ammo, cerca de la ciudad de Qamishli, dijo una fuente militar siria al Sputnik.

Caggins dijo que la coalición estaba investigando el incidente.

El portavoz señaló más tarde en una publicación de Twitter que un soldado estadounidense sufrió un "rasguño superficial leve" durante el incidente, pero que ya estaba "de vuelta en el trabajo".


Por su parte, la fuente militar siria dijo Sputnik que cuatro vehículos blindados resultaron dañados en el incidente.

Además, indicó que la violencia estalló después de que los residentes de Khirbet Ammo bloquearan el ingreso de la patrulla a la aldea y comenzaran a arrojar piedras a los vehículos blindados.