La eurodiputada catalana compara la expulsión judía de los Reyes Católicos en 1492 con el actual "desprecio a los derechos de la minoría catalana".
Hacia el federalismo: Ponsatí se estrena en el Europarlamento insinuando que España inspiró a Hitler
© JXCAT
Estreno de Clara Ponsatí en el Parlamento Europeo, en el que asegura que España inspiró a Hitler
La eurodiputada de JxCat Clara Ponsatí se ha estrenado este martes por la noche en Estrasburgo. Y lo ha hecho con un discurso cuanto menos polémico, en el que asegura que "uno de los crímenes más serios contra el pueblo judío tuvo lugar en 1492 cuando los denominados Reyes Católicos ordenaron la expulsión de los judíos de Sefarad".

"Este primer episodio de antisemitismo de Estado -ha continuado-, admirado por Adolf Hitler y que [Hitler] intentó superar, es la piedra angular del trágico historial español de intolerancia. Hoy esta intolerancia toma la forma del desprecio a los derechos de la minoría catalana".


Comentario: En realidad, son los separatistas y federalistas quienes están mucho más cerca del proyecto nazi, ya que quieren hacer realidad el sueño de Hitler: La Europa de las regiones. Proyecto racista de élites, y cuyos seguidores también evidencian racismo institucionalizado actualmente, incluyendo similitudes de persecuciones a los catalanes unionistas como los nazis a los judíos. Y todo esto tiene su lógica histórica, ya que propagandistas separatistas como Sabino Arana y Prat de la Riba han sido intelectuales pre-nazis: defendieron un nacionalismo racista, supuestamente científico. Eso lo retomarían los seguidores de Hitler.
Los dirigentes separatistas y federalistas están proyectando su propia ideología pro-nazi sobre los españoles al hacer este tipo de declaraciones.

Información relacionada: La UE necesita alimentar la leyenda negra protestante contra España para mantener su proyecto político y económico. En un pasado, los dirigentes protestantes tildaban a los españoles de semitas, de europeos de segundo orden por haberse mezclado con judíos y árabes; luego les llamaron antisemitas. Dependiendo de lo que convenga a las élites europeas, se acusará a España de lo que sea. España es "el mal en si" para los planes de los dirigentes europeos, y los españoles no pueden ganar nunca en esa discusiones amañadas -algo similar ocurre con Rusia en estos tiempos también-.


Ponsatí asegura que "hoy esta intolerancia toma forma de desprecio ante los derechos de la minoría catalana" y en un contexto de indulgencia ante la apología del fascismo."Mientras la Fundación Franco sigue siendo legal, los jueces españoles usan las leyes contra el odio para perseguir a los profesores catalanes que critican la violencia de la Guardia Civil", ha añadido.

"Necesitamos leyes que protejan a las minorías del odio, pero sin unos jueces democráticos que las hagan cumplir, son inútiles", ha concluido la eurodiputada.