El dimitido mandatario ha arremetido contra la paralización de varias obras como el Centro de Investigación Nuclear y denunció la situación en el campo de la salud y la educación.
evo morales
© Reuters / Agustin Marcarian
El dimitido presidente de Bolivia, Evo Morales, a través de su cuenta en Twitter, ha denunciado que el gobierno de facto de Jeanine Áñez "en tres meses" ha destruido "todo lo que hemos construido en unidad con el pueblo boliviano durante nuestro gobierno".

"En educación, no hay un solo ítem nuevo para el crecimiento vegetativo de la gestión 2020. Es política de la derecha privatizarla", ha lamentado Morales.


El exmandatario también ha llamado la atención a que en el ámbito de la salud "expulsaron a médicos cubanos y, ahora como consecuencia, hay hospitales colapsados". "Quieren acabar con todos nuestros programas sociales y privatizarlos", ha advertido.

Además, ha constatado que la actual administración de facto ha paralizado varias grandes obras que tenían financiamiento presupuestado, como una línea del Tren Metropolitano en Cochabamba, la planta de urea y la construcción de caminos.

En este contexto, ha subrayado que la inversión en la construcción del Centro de Investigación Nuclear en El Alto era del Tesoro General de la Nación (TGN), por lo que "no requería la aprobación de la Asamblea Legislativa Plurinacional".

De este modo, Morales ha contestado a las acusaciones del director ejecutivo de la Agencia Boliviana de Energía Nuclear, Juan Alfredo Jordán Romero, de violar la Constitución nacional, al haber ordenado una inversión de 351 millones de dólares en la construcción y equipamiento de este centro nuclear sin la autorización de la ALP.

Morales también habló de las elecciones del 3 de mayo, instando a la comunidad internacional a velar por la transparencia de los comicios, y acusó al gobierno de facto de Áñez de resistirse a un sufragio justo.