Estados Unidos está preparando el emplazamiento de sus misiles de corto y medio alcance en Europa, Asia y el Pacífico, declaró el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.
"Se necesitan consultas multilaterales con la participación de EEUU que, al romper el Tratado [INF], está creando las condiciones necesarias para desplegar las armas prohibidas antes en Europa, Asia (...) e islas del Pacífico", dijo Lavrov ante la prensa al término de la Conferencia de Seguridad de Múnich.
AP Fotos
© AP Fotos
Además, el canciller ruso informó haber mantenido en el ámbito de la Conferencia una reunión con el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo.

Se debatieron "cuestiones relacionadas con todo el conjunto de problemas que figuran en la agenda de nuestro diálogo estratégico, incluidos las que son competencia del 'quinteto' de miembros permanentes [del Consejo de Seguridad de la ONU], y los relativos al control de armas", afirmó.

El Tratado INF, firmado en diciembre de 1987 entre la entonces URSS y Estados Unidos, prohibía los misiles balísticos y de crucero con alcance de entre 500 y 5.500 kilómetros.

El 2 de agosto pasado, Washington rompió definitivamente el Tratado INF, alegando que Rusia lo infringía.

Rusia también suspendió su compromiso con el Tratado INF en respuesta a EEUU, pero al mismo tiempo dejó claro que no deseaba implicarse en una nueva carrera armamentista.

El presidente ruso, Vladímir Putin, argumentó que EEUU llevaba mucho tiempo violando las cláusulas de este Tratado con las pruebas de misiles de medio alcance y el despliegue en Rumanía y Polonia de sistemas de lanzamiento de misiles de crucero.

La situación en Siria

Además, Serguéi Lavrov informó que los militares de Rusia y Turquía mantienen contacto permanente sobre la situación en la provincia siria de Idlib.
"Los militares de Rusia y Turquía, que se encuentran en Siria en la zona de Idlib, mantienen contacto permanente y examinan todos los cambios de la situación", dijo Lavrov.
El canciller aseguró que existe una "plena comprensión" al respecto entre los militares rusos y turcos.
"Espero que puedan presentar ideas que permitan rebajar la tensión [en Idlib] en el marco de los acuerdos logrados por los presidentes de Rusia y Turquía", indicó.
La tensión en la zona desmilitarizada de Idlib, creada en 2018 por un acuerdo entre los presidentes de Rusia y Turquía, Vladímir Putin y Recep Tayyip Erdogan, aumentó a principios de febrero debido a un intercambio de ataques entre los militares turcos y sirios.

El líder turco le dio a Damasco un ultimátum para que cese su operación en Idlib y retire sus tropas de los puestos de observación turcos antes de finales de febrero, amenazando con una respuesta militar.

Siria rechaza la presencia turca, que considera una "agresión" contra su soberanía.