Rusia, aseguró el enviado especial del presidente francés para la cooperación con Moscú en la esfera de la seguridad, Pierre Vimont, que actualmente responde por el reinicio del diálogo entre ambos países.
"Las sanciones europeas tuvieron dos efectos: la disminución en nuestro comercio, en general en toda Europa, algo que concierne no solo a Francia o Alemania", dijo el funcionario, agregando que el segundo efecto consiste en que Rusia "como resultado de las restricciones pudo desarrollar su agricultura".
francia rusia
© Sputnik / Vladimir Sergeev
Según Vimont, la UE "resultó afectada", pero, EEUU, en cambio, aumentó su comercio con Rusia.

Como tercer efecto negativo, el enviado del líder francés mencionó el acercamiento entre Moscú y Pekín, que "se convirtió en su socio clave, en particular, en la esfera de las nuevas tecnologías".

El funcionario llamó a Moscú a "mostrar cierta apertura, en particular, en las cuestiones relacionadas con Ucrania", para que la UE comience a valorar la posibilidad de suspender las sanciones.

Además, Vimont afirmó que Francia quiere activar el diálogo con Rusia en diferentes ámbitos.

Al intervenir en una sesión de la comisión del Senado de Francia, Vimont recalcó la necesidad de tener con Rusia unas relaciones "más desarrolladas de las que existen ahora".
"Existe la idea de relanzar el diálogo con Rusia en formato bilateral, involucrando en cierta medida a nuestros socios europeos en los asuntos donde últimamente Europa ha estado prácticamente ausente", destacó.
Precisó que en el marco de la activación del diálogo con Moscú, París quiere avanzar en una serie de ámbitos, entre ellos la seguridad y la estabilidad estratégica en Europa, la ciberseguridad, el espacio o los derechos humanos.

"Queremos hablar sobre todos los conflictos que existen ahora, se trata de conflictos en el continente europeo, en particular en Ucrania, así como los conflictos congelados: Georgia, Moldavia; [además sobre] el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán", añadió Vimont.

Destacó también que Francia quiere dialogar con Rusia sobre el tema del Ártico, conflictos en Siria y en Libia.

"Vemos el aumento de la presencia rusa en el continente africano, en África Occidental, en el sur de África", comentó.


Comentario: La presencia de Rusia en estos países tiene el objetivo de reparar el daño que ha hecho EEUU y la OTAN, además de estrechar relaciones comerciales justas y equilibradas.


Las relaciones entre Moscú y Occidente empeoraron a raíz de la situación en Ucrania y la adhesión de Crimea a Rusia tras el referéndum celebrado en marzo de 2014, en el que más del 96% de los votantes avaló esta opción.

Ese mismo año, Estados Unidos, la Unión Europea y otros países aprobaron varios paquetes de sanciones contra Rusia.

Moscú, que respondió a las restricciones con un embargo alimentario, ha subrayado en reiteradas ocasiones que no es parte del conflicto en Ucrania.