Una tregua parcial de una semana entró en vigor el viernes a medianoche en Afganistán. Los ciudadanos celebran la decisión.
tropas eeuu
© AFP
Los ciudadanos celebran la decisión que consideran como un punto de inflexión potencialmente histórico en el país devastado por la guerra.

Los afganos amanecieron este sábado bajo una tregua de una semana y con la esperanza de que se aplicará en el terreno y durará más: un requisito previo esencial para la firma de un acuerdo entre EE.UU. y los talibanes.


Comentario: Otra vez con el mismo cuento:

Paradoja irresoluble: EE.UU. anuncia que se irá de Afganistán cuando elimine a los terroristas (osea, a ellos mismos)

EEUU es el culpable del estado caótico actual de Afganistán. Desde el 11-S, EEUU se ha encargado de patrocinar grupos terroristas para mantener la desestabilización, y mientras, saquear los recursos soberanos del país árabe. Vieja fórmula que EEUU ha usado por mucho tiempo en Medio Oriente.


Según los últimos datos de la Misión de Asistencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Afganistán, más de 3 mil 400 civiles murieron y casi 7 mil resultaron heridos en el país debido a la violencia en 2019. Según el organismo, es obligatorio que todas las partes aprovechen esta oportunidad de poner fin a los combates porque la paz ya ha tardado mucho.

El éxito de esta reducción de la violencia allanará el camino para la firma de un acuerdo histórico entre EE.UU. y el grupo talibán el 29 de febrero en Doha, Catar. EE.UU. ha prometido una retirada gradual de sus tropas en el país asiático tras más de 18 años, a cambio de garantías de seguridad por parte de los talibanes. El acuerdo también debe conducir a discusiones interafganas sobre el futuro del país